Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clark, el genio de la electrónica que no te puedes perder en el Sónar

Chris Clark es un músico atípico. Por un lado, tiene un pie puesto en la pista de baile y maxilares desbocados. Por el otro, disfruta componiendo en soledad bellas melodías que son puro clasicismo ambient

Clark, el genio de la electrónica que no te puedes perder en el Sónar

Bajo estas premisas descritas arriba podríamos englobar no solo a un artista sino a una comunidad; la de la IDM (acrónimo de Intelligent Dance Music), la denostada etiqueta que tan buenos réditos dio en el pasado a sellos como Warp. A Clark se le podría clasificar junto a los continuadores de esta tradición y no estaríamos equivocándonos; sin embargo, tampoco estaríamos siendo del todo justos. La trayectoria de este productor inglés, que lleva ya unos cuantos años residiendo en Berlín, es mucho más excitante y variada.

Clark llega ahora al festival Sónar con su octavo álbum, Death peak. "¿Has escuchado el disco?", me pregunta. Claro, Chris. "Llevo toda la mañana haciendo entrevistas y todas las preguntas han sido parecidas. No encuentro a gente que haya escuchado realmente el disco porque nadie pregunta nada nuevo". Chris, créeme, te llevo siguiendo desde que decidiste dar tus primeros chisporroteos digitales, y Death peak está en un nivel superior.

Podemos entender su suspicacia: Clark es un músico introvertido que se lo ha currado mucho para llegar hasta aquí. Sus primeros discos eran excelentes ejercicios de electrónica de dormitorio. Hasta que decidió parar e irse con su portátil al campo. Allí compuso Clark (2014), un disco que le abrió el camino a un sonido y a unos modos de hacer diferentes. Se acercó al ordenador y se alejó de la multitud de instrumentos que poblaban su estudio. "Las ideas son mucho más importantes que las herramientas", decía entonces.

Clark, el genio de la electrónica que no te puedes perder en el Sónar

Ahora, con Death peak, lo vuelve a hacer. Sigue apostando por los ritmos más pausados, el bombo oscuro y las melodías impresionistas. "He estado escuchando mucho metal y a My Bloody Valentine. De algún modo, la música rock influye en mí más que la de baile. Bueno, y también el techno de Detroit", asegura. "Creo que el álbum tiene muchos estados de ánimo diferentes", explica. "Cada pista es diferente. Veo el disco como una película. Narrativamente, cada pista podría ser un personaje".

Clark actúa el 16 de junio en Sónar (Barcelona).

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información