Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Por qué las mujeres maduras son tendencia?

Las principales marcas y revistas de moda apuestan cada vez más por las modelos mayores de 45

Julia Roberts en una entrega de premios en Los Angeles el pasado octubre Ampliar foto
Julia Roberts en una entrega de premios en Los Angeles el pasado octubre Getty Images

Habitualmente llama la atención que las marcas de lujo utilicen a modelos menores de veinte años para anunciar productos que mayoritariamente solo se pueden permitir mujeres mayores de 50. Una realidad, que al menos temporalmente, parece estar cambiando. Varias maniobras de algunas de las principales firmas lo demuestran. Algo que se extiende a algunas publicaciones, como la revista People, que ha otorgado el premio a la mujer más guapa del mundo en 2017 a Julia Roberts. La actriz, que lo gana por quinta vez, no ha tenido rival a sus 49 años. Quien piense que la edad de Roberts tampoco es para tirar cohetes, esta tendencia de elegir para proyectos de primer nivel del mundo de la moda a mujeres maduras está ocurriendo con algunas de más de setenta.

A los 73 años, la modelo y actriz Lauren Hutton vuelve a estar en lo más alto. Calvin Klein ha elegido a la protagonista de American Gigolo como imagen de una de sus campañas de ropa interior. Hutton luce en sujetador con una naturalidad y seguridad difíciles de encontrar en maniquíes jóvenes. Además de posar para Calvin Klein, también se subió a la pasarela el pasado septiembre, para el desfile de Bottega Venetta.

Lauren Hutton en una de las últimas campañas de Calvin Klein ampliar foto
Lauren Hutton en una de las últimas campañas de Calvin Klein Calvin Klein

Las firmas más comerciales orientadas al gran público también se han apuntado a enarbolar que la madurez es bella. H&M eligió a una estilista de 60 años para su colección de baño el año pasado. La profesora universitaria e icono de la moda Lyn Slater, de 63, es imagen de Mango. Aunque la pionera fue American Apparel, que hace tres años tuvo como imagen de su línea de ropa interior a Jacky Shaughnessy, una modelo de más de sesenta. Especialmente llamativa ha sido la portada del Vogue británico para el número de mayo, con la que fuese supermodelo en los años 90 Amber Valetta como protagonista. Fotografiada por Lachlan Bailey y sin que en ningún momento rece en la portada su edad, 43 años.

Introducing the cover of #MayVogue, starring @ambervalletta photographed by @lachlanbailey. Read more via the link in bio

Una publicación compartida de British Vogue (@britishvogue) el

Valetta, como Lauren Hutton, también se ha atrevido a ir más allá de la sesión de fotos y ha desfilado para el diseñador belga Dries Van Noten junto a Cecilia Chancellor, otra maniquí que ya ha cumplido los 50. La presencia de las mujeres maduras en la industria de la moda y la belleza no parece algo pasajero, como prueba la creación hace pocos años de la agencia de modelos maduras Grey Model. Su creadora, antigua agente fotográfica de modelos convencionales, revela en una entrevista en el portal Highsnobiety que muchos diseñadores aún creen que “la tendencia de las modelos con canas pasará dentro de un año”, sobre todo por el hecho de que a día de hoy cobran mucho menos que las jóvenes. Sin embargo, en su opinión la presencia de estas mujeres no es más que “una respuesta a la presión del mercado donde por primera vez, este grupo de edad, estas mujeres, se niegan a sentarse y quedarse calladas”. Y advierte: “Hablamos de una generación de rebeldes, de punkis, rockeras, raperas y homosexuales fuera del armario que están acostumbradas a que se las escuche. Y cuando no se las escucha, gritan más y reclaman más insistentemente”.

Más información