Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brad Pitt: “Bebía demasiado. El alcohol se convirtió en un problema”

El actor habla por primera vez tras su separación de Angelina Jolie y de cómo intenta organizar su vida

Brad Pitt, en un estreno el pasado noviembre.

Brad Pitt, visiblemente delgado y con un aire triste, ocupa la portada de la revista GQ style. El actor ha concedido la primera entrevista desde su separación de Angelina Jolie. "Bebía demasiado. El alcohol se convirtió en un problema", confiesa el intérprete, algo que ya había trascendido pues para seguir viendo a sus hijos debe someterse a pruebas de drogas y alcohol. Brad Pitt acepta que la bebida fue un "problema" durante los años de convivencia con su exmujer. "No recuerdo ni un día desde que salí de la universidad en el que no hubiera estado bebiendo o me hubiera tomado algo", confiesa ahora. "Cuando formé mi familia detuve todo excepto el alcohol. Incluso este último año estaba bebiendo demasiado. Se había convertido en un problema", agrega. También explica que los largos períodos lejos de casa le pasaron factura a la que hasta su divorcio era una de las parejas más envidiadas de Hollywood.

Cuenta a GQ cómo fue su vida en las semanas después de que Angelina Jolie pidiera el divorcio y confiesa que estaba demasiado devastado como para regresar a su casa en Beverly Hills. Así que decidió dormir en el piso de un amigo, David Fincher, durante seis semanas mientras trataba de hacer frente a la pérdida de su pareja y de su familia. "Era muy triste estar aquí al principio, así que fui y me quedé en el piso de un amigo, un pequeño bungalow en Santa Mónica".

Brad Pitt asegura en la entrevista que ahora solo bebe zumo de arándanos: "Tengo una bodega y me gusta mucho el vino, pero lo he dejado”. También asegura que está asistiendo a una terapia psicológica: "He pasado por dos psicólogos hasta encontrar la correcta", declara. Esta semana se ha dado a conocer que tanto Pitt como Angelina Jolie asisten a la terapia de la prestigiosa terapeuta de Hollywood Katherine Woodward-Thomas, que ayuda a la expareja a organizar la familia.

La actriz ganadora de un Oscar solicitó el divorcio en septiembre en la Corte Superior de Los Ángeles alegando diferencias irreconciliables, según documentos judiciales. La separación se produjo repentinamente, tras un incidente en un avión privado en el que se supo que Pitt perdió los nervios frente a uno o más de sus seis hijos. Jolie solicitó la custodia física completa de los hijos de la pareja, con derechos de visita para Pitt. En noviembre, Pitt fue absuelto de las denuncias de abuso infantil y solicitó la custodia compartida de sus hijos. La pareja negocia ahora en privado los términos de su divorcio.

La primera en hablar fue Angelina Jolie. Lo hizo el pasado febrero duranta una entrevista con la cadena BBC, en la que promocionaba su último proyecto Primero mataron a mi padre, en Camboya. Con los ojos llorosos y la voz entrecortada dijo: "No quiero decir mucho sobre esto [de su divorcio], excepto que ha sido un momento muy difícil, y... somos una familia, y siempre seremos una familia, pasaremos por este momento y esperemos ser una familia más fuerte por ello".

Más información