Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tim Allen compara a los liberales de Hollywood con los nazis

El cómico ha dicho que si eres conservador en la industria del cine “te pegan" por no creer en lo que todo el mundo cree

El actor Tim Allen, en Detroit. Cordon Press

Para nadie es un secreto que Hollywood emprendió una batalla contra Donald Trump ya en las elecciones presidenciales estadounidenses. En las últimas entregas de premios los discursos desacreditando las políticas migratorias del presidente de EE UU se han vuelto cada vez más recurrentes. Sin embargo, no toda la industria se siente identificada con este movimiento antiTrump. Uno de ellos es el comediante Tim Allen, también conocido por dar voz a Buzz Lightyear de la cinta Toy Story. El actor ha comparado que hoy ser conservador en Hollywood es como vivir en la Alemania de los años treinta (es decir, que si se opina diferente eres el enemigo).

El actor, que es republicano, ha dicho que es muy difícil pensar diferente a la comunidad liberal en la industria del cine. Durante una entrevista en el programa de televisión de Jimmy Kimmel el pasado domingo, el intérprete, de 63 años, fue interrogado acerca de su decisión de acudir a la toma de posesión de Donald Trump.

El comediante y protagonista de Santa Cláusula explicó que acudió a la investidura, a la que la mayoría de celebridades rechazó ir, porque había sido invitado por los veteranos de guerra. “Sí, fui a la investidura. Aquí debemos ser muy cuidadosos. Te pegan si no crees en lo que cree todo el mundo. Esto es como la Alemania de los años treinta. No sé qué ha pasado, pero de pronto te das cuenta de que no eres parte de ese grupo. La gente llega y dice ‘sabes que lo que nosotros pensamos es lo correcto, ¿no?’, y yo respondí: ‘Bueno, puede ser que yo no lo crea”, dijo el comediante.

Esta no es la primera vez que Allen ha discutido acerca de la actitud que Hollywood ha tomado en contra del magnate convertido en presidente. “Lo que me parece más hipócrita de Hollywood es que dicen que no les gusta Trump porque es un intimidador. Pero si alguno de ellos tiene la más mínima sospecha de que tú apoyas a Trump, entonces te intimidan”, dijo el año pasado.