Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esta es la mejor cerveza del mundo y se hace en Guadalajara

Hablamos con el responsable de cervezas Arriaca, cuya Imperial Russian Stout acaba de ganar en el 'World Beer Idol'

Ni alemana, ni checa, ni belga: de la Alcarria. La Imperial Russian Stout, de la fábrica de cerveza artesana Arriaca, ubicada en Yunquera de Henares (Guadalajara), se ha hecho con el primer premio en el World Beer Idol, uno de los más prestigiosos certámenes del mundo en materia cervecera.

"Las grandes multinacionales fueron comprando esas pequeñas fábricas y cerrándolas, imponiendo un sólo tipo de cerveza"

"La verdad es que la noticia nos ha sorprendido", reconoce Jesús León, gerente de Cervezas Arriaca. "No sólo porque nuestra cerveza haya conseguido la medalla de oro, sino porque ha obtenido la mejor puntuación en todas las categorías. Con tantísimos competidores llegados de todas partes del mundo es algo casi inimaginable para una cervecera tan pequeña y con tan pocos años de vida".

Y es que apenas han pasado dos años desde que la primera cerveza salió de la modesta fábrica de Arriaca. Cierto es que en este tiempo han obtenido varios reconocimientos en países como Irlanda, Dinamarca o Bélgica, pero ninguno de la entidad de este World Beer Idol, que además se celebra en el país con mayor consumo per capita de cerveza del planeta: la República Checa, donde se beben de media casi 150 litros por persona al año.

Embotellado de la mejor cerveza del mundo.

Para León, el premio demuestra que las cosas están cambiando en cuanto a consumo de cerveza en España. Y sobre todo, respecto al conocimiento que tienen los españoles de esta bebida, la más consumida del mundo. "El sector microcervecero español ha llegado a un nivel de calidad que se puede medir con cerveza de cualquier país", apunta orgulloso.

No siempre fue así. "Hace 40 o 50 años había casi en cada pueblo una fábrica de gaseosa, una de hielo y una de cerveza. Pero las grandes multinacionales fueron comprando esas pequeñas fábricas y cerrándolas, imponiendo un sólo tipo de cerveza, el que conocemos, y privándonos de decenas de estilos y subestilos", recuerda el gerente de Arriaca. España quedó como un país más centrado en el vino y con poca cultura cervecera.

"En la publicidad hemos pasado de gente guapa bailando a señores con gorro buscando lúpulo"

Hoy, ese cambio de mentalidad se aprecia a la perfección en ámbitos como la publicidad. "Hemos pasado de las chicas y chicos guapas en la playa bailando y bebiendo cerveza para refrescarse a señores mayores con gorro buscando lúpulo por el mundo", bromea León. "Ese cambio en la actitud de las grandes marcas hacia el producto se debe, sin lugar a dudas, al trabajo de las pequeñas cerveceras".

Sólo queda una pregunta en el tintero. Quizá, la más importante: ¿A qué sabe la mejor cerveza del mundo? "Es difícil de contestar, porque la Imperial Russian Stout es muy compleja", apunta León, para acto seguido empezar a hablar de ella con pasión: "Es una cerveza negra, con mucho cuerpo y mucha densidad. Tiene un grado de alcohol elevado, 10,1. Y los típicos toques torrefactos de café y cacao. Con ese aroma como a bourbon, a madera envejecida, y un final dado al dulce, con un ligero toque avainillado que la hace muy redonda". Una cerveza, en palabras del gerente de Arriaca, perfecta para el frío. No se nos ocurre mejor plan para estos días gélidos.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.