Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El padre del niño Adrián: “Nos dijo que no le importaría morir en una plaza de toros”

Eduardo Hinojosa, el padre del pequeño enfermo de cáncer que quiere ser torero, explica cómo ha vivido la familia los ataques contra el menor en las redes sociales

Adrián Hinojosa, el niño que quiere ser torero Atlas

Adrián Hinojosa tiene ocho años y le gustan los toros desde que su abuelo le llevó con tres a una novillada. El niño que sueña con ser diestro padece un sarcoma de Ewing (un tipo de tumor maligno que afecta a los huesos y a los tejidos blandos del cuerpo como los músculos). El pasado sábado fue el protagonista de una corrida benéfica que recaudaba fondos para la Fundación de Oncohematología Infantil. El menor salió a hombros de la plaza, después de disfrutar de una corrida, algo que le encanta.

Tras la publicación de algunas fotos de aquel encuentro se desató una polémica en las redes sociales, una usuaria opinaba: "Que se muera, que se muera. Un niño enfermo que quiere curarse para matar a herbívoros inocentes y sanos que también quieren vivir". La autora de esta declaración ha eliminado sus cuentas en Twitter y Facebook. La familia del menor junto a la Fundación Toro de Lidia denunciará estos comentarios "ofensivos" contra Adrián.

Eduardo Hinojosa, el padre del menor, explica cómo ha afrontado su familia las palabras agresivas contra su hijo Adrián. 

Pregunta. ¿Cómo se han tomado las respuestas violentas de algunos usuarios en las redes sociales?

Respuesta. El sábado fue un día muy bonito, mi hijo estaba feliz, recibió el apoyo de muchos toreros y el calor de la gente, y que después venga esto ha sido duro, nos ha afectado bastante. Aunque después de luchar contra la grave enfermedad de Adrián los comentarios de estas personas deberían ser lo de menos, pero creo que las cosas no se pueden quedar así y hay que acabar con esto de una vez para siempre. 

P. ¿Cómo se siente ahora Adrián después del ataque?, ¿le han contado lo que ha pasado?

R. El niño está al margen de todo. Lo que quiero es que se quede con el buen recuerdo de esta tarde en la plaza de toros, más aún con lo que está sufriendo...

P. ¿Qué medidas van a tomar?

R. Vamos a denunciar junto a la Fundación Toro de Lidia y hay una investigación en curso para dar con los autores. Un allegado de uno de ellos se puso en contacto con mi hermana, a través de las redes sociales, para pedir perdón a la familia. Quería evitar que se tomasen medidas contra él, pero para mí esto es algo que no perdonaré jamás. 

P.¿Cuándo empieza Adrián a interesarse por los toros?

R. Desde que tiene tres años y su abuelo le llevó a una novillada el niño se quedó alucinado y nos dijo que quería ser torero de mayor. Es su ilusión y esta afición le sirve de refugio contra su enfermedad. En casa cuando tiene fuerzas coge la muleta y el capote, está deseando ponerse delante de una becerra. Hace un mes y medio le operaron de un pulmón y cuando le llevaron a la habitación le dijo a su abuelo: "A mí no me importaría morir en una plaza de toros". 

"Las redes sociales son un vertedero de odio"

El Partido Animalista (Pacma)  ha rechazado las amenazas violentas que algunos usuarios de redes sociales han vertido contra el jóven Adrián. Claudia Mañas, responsable de comunicación del partido, ha explicado que esta herramienta digital se ha convertido en "un vertedero de odio". Los usuarios bajo la protección del anonimato que les brindan, muestran en ocasiones posturas radicales. "Aunque esto no es exclusivo del movimiento animalista, de polémicas en torno a animales, hemos asistido a debates agresivos de todo tipo de temas", aclara Mañas.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información