Madonna se derrumba sobre el escenario por su hijo

La cantante está en plena batalla legal con su exmarido Guy Ritchie por la custodia de Rocco. "Si oyes esto en alguna parte quiero que sepas lo que mucho que te echo de menos"

Madonna y su hijo Rocco en Los Ángeles, el pasado octubre. FOTO: Cordon Press | VÍDEO: Youtube

Hasta ahora Madonna había expresado su añoranza por no tener a su hijo cerca en las redes sociales. Pero pocos días después de que una juez de Nueva York autorizara a Rocco, de 15 años, a seguir viviendo con su padre en Londres, la cantante se ha derrumbado durante uno de sus conciertos. La diva del pop, inmersa en su gira mundial Rebel Heart, se sentó en medio del escenario durante su concierto el viernes en la Vector Arena de Auckland (Nueva Zelanda). Y aprovechándose de la soledad del artista, solo acompañada de una guitarra, quiso recordar a su hijo, y se quebró mientras le dedicaba la siguiente canción.

"No hay amor más fuerte que el de una madre por su hijo. Si hablo de él demasiado, voy a llorar", empezó la cantante, como se ve en un vídeo difundido por la web del cotilleo por excelencia TMZ y que ya está en infinidad de medios. Y siguió: "Me gustaría dedicarle esta canción. Es una canción de amor para un hombre, pero sé que él algún día será uno. Si oyes esto en alguna parte quiero que sepas lo que mucho que te echo de menos", unas palabras -jaleadas por los miles de fans que la estaban viendo en directo- dedicadas a su hijo Rocco, fruto de su matrimonio con el director Guy Ritchie, a quien a continuación le cantó La vie en rose.

I miss this boy so full of life so full@of@love💛! I hope we see that Leo Sun soon. The light is blinding!

Una foto publicada por Madonna (@madonna) el

En numerosas ocasiones Madonna también ha utilizado su perfil en Instagram, donde tiene 6,3 millones de seguidores, para lanzarle mensajes a Rocco. La cantante y su exmarido se encuentran en plena batalla legal por la custodia de su hijo desde las pasadas Navidades, cuando Madonna reclamó ante la Corte Suprema de Manhattan que su hijo regresara a su lado para pasar las fiestas, algo que no sucedió. Durante una nueva audiencia celebrada la semana pasada en Nueva York, la juez Deborah Kaplan permitió que Rocco se quede a vivir junto a su padre en Londres –donde asiste a la escuela-, aunque advirtió a la expareja de que de no ponerse de acuerdo en los próximos meses será el tribunal quien decida el futuro del joven, quien hasta ahora vivía junto a su madre y le acompañaba en su gira.

Una batalla que según el Daily Mail la cantante da por perdida. “Ha aceptado que Rocco no llegará a casa y que su hogar ahora está con su padre", ha comentado una fuente anónima al tabloide británico. “No dejará de luchar para asegurarse de que Rocco está seguro y tiene todo lo que necesita. No puede entender por qué ha pasado esto. Su mundo se ha hecho añicos”. De ahí, quizá, su derrumbe ante sus fans. Una situación que tampoco es fácil para Rocco, pues su representante legal aseguró en el juicio de la semana pasada que se siente presionado por la disputa, cada vez más pública, entre sus padres, quienes se separaron en 2008 tras ocho años de relación.

Más información