Kylie Jenner y Kylie Minogue se pelean por su nombre

La 'celebrity' quiere registrar su nombre como marca y la cantante emprende una batalla legal para impedirlo

Kylie Jenner, la hermana pequeña del clan Kardashian, de 18 años, quiere convertir su nombre en una marca y registrarlo para que nadie pueda usarlo con fines comerciales. Pero a Kylie Minogue, de 47 años, no parece haberle hecho gracia y ha comenzado una batalla legal contra ella. Los representantes de la estrella del pop australiana han dicho de Jenner que es "un simple personaje secundario de televisión", en referencia a su papel en el reality Keeping Up With the Kardashians.

La pequeña Kardashian quiere expandir su negocio y ha solicitado el registro de varios nombres para su uso exclusivo. Entre ellos, quiere que Kylie se convierta en la marca del maquillaje y ropa que comercializa. El problema es que Minogue ya tiene registrado su nombre para servicios de entretenimiento y grabaciones musicales. Así que se queja de que si Jenner sigue adelante, podría confundir al público de ambas y diluir la marca de la cantante australiana. 

Kylie Jenner posa en silla de ruedas para 'Interview'.

KDB, la empresa que representa a la mítica estrella del pop, alega  que Jenner —muy activa en las redes sociales— "ha recibido infinitas críticas que podrían enturbiar la imagen de Minogue". Como ejemplo, en diciembre, la celebrity impactó a sus fans cuando posó en una silla de ruedas para la revista Interview, lo que provocó una fuerte protesta de los grupos a favor de los derechos de los discapacitados. Sin embargo, Minogue es descrita como una artista reconocida a nivel mundial, "conocida también por sus labores humanitarias y su activismo en cuanto a la lucha contra el cáncer de mama". Ni Kylie Jenner ni sus representantes se han pronunciado al respecto.

El primer disco de Minogue, cuyo título es precisamente Kylie, salió a la venta en 1988, nueve años antes de que Jenner naciera. Además, es dueña del dominio kylie.com desde 1996 y también de las expresiones "Kylie Minogue Darling" (el nombre de su marca de perfume) y "Lucky – the Kylie Minogue musical".

En una aparente referencia a este conflicto, este domingo la diva del pop publicó un tuit muy claro y conciso: "Hola... Mi nombre es Kylie". El duelo Kylie contra Kylie está servido.