suscríbete
ESCUCHA ESTO

La canción de Mayor Tom que su hija por fin puede escuchar

Compuso ‘La barrera del sonido’ para Julieta, sorda de nacimiento. Ahora, gracias a un implante coclear, ha logrado escucharla

  • Enviar a LinkedIn
  • Enviar a Google +
  • Comentarios
Foto: Aitana Luis

Foto: Aitana Luis

Diego castaño, más conocido como Mayor Tom, lleva años tocando en solitario, o acompañando al bajo a la banda Ellos, pero hasta ahora había una persona muy cercana que nunca había podido escuchar su música: si hija Julieta. Nació con hipocausia, una falta de audición con la que ha vivido durante tres años. El músico compuso una canción para ella titulada La barrera del sonido, pensando que jamás podría escucharla. Ahora, gracias a un implante coclear, ha podido por fin oír la composición de su padre. Este jueves, día 25 de febrero, se celebra el día internacional del implante coclear, y Major Tom ha hecho la promesa de adaptar su canción a la lengua de signos cuando el videoclip en el que cuenta la historia llegue a 10.000 visitas. Mira el clip de La barrera del sonido a continuación, que cuenta con la participación de guille Mostaza de Ellos.

  • Enviar a LinkedIn
  • Enviar a Google +
  • Comentarios
  • Enviar
  • Guardar

Y ADEMÁS...

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

El regreso de Russian Red no es como imaginabas

Hace tres años se fugó a Los Ángeles dejando una estela de rumores. Hoy, salda cuentas con el pasado

Así es como empecé a comer de la basura (capítulo uno)

Una periodista se ha propuesto investigar sobre la alimentación 'freegan', una forma de vida comiendo a base de desechos

digitalismos

Los 10 fenómenos mediáticos que han marcado este verano

Entre los JJ. OO., los 'memes' el Brexit y el estreno de 'Las Campos', el verano de 2016 ha sido tan frenético como sorprendente

Redes sociales, las peores enemigas del amor en el siglo XXI

Facebok o Twitter son el lugar perfecto para airear nuestro enamoramiento, pero también para destruirlo