Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El modisto de la Reina decreta silencio

Felipe Varela regresa a Cibeles tras 14 años de ausencia, pero ni responde a preguntas ni permite visitar su 'backstage'

El diseñador Felipe Varela, modista de cabecera de la Reina. CORDON PRESS

Felipe Varela (Madrid, 1968) guarda silencio en la cita más importante de España con la moda. Ni contesta a preguntas ni permite que los periodistas visiten su backstage, algo que sí es habitual con el resto de participantes de la Madrid Fashion Week. El diseñador  regresa este lunes a Cibeles tras 14 años de ausencia y lo hace convertido en el modisto de la reina Letizia. Se le espera desde que se anunciara su regreso el pasado 19 de enero. 

Su residencia habitual se encuentra en París, donde completó sus estudios académicos y se inició en la industria de la mano de Kenzo, Lanvin y Thierry Mugler. Aunque su relación con la prensa sea inexistente desde que comenzara a vestir a la Reina, hoy se iniciará en el canal de comunicación más revolucionario de este siglo: las redes sociales. El modisto inaugura su perfil oficial en Twitter. Tal vez la medida tenga un transfondo de marketing y su equipo esté pensando en dotar de una nueva imagen a uno de los diseñadores más discretos, herméticos y enigmáticos del panorama español.

La ruptura de Varela con la semana de la moda española, explican algunos medios, se produjo porque desfilar en Cibeles no le aportaba nada profesionalmente y, además, la organización le relegaba a horarios incómodos para que asistieran caras conocidas. Dos años más tarde, en 2004, comenzó a vestir a Letizia Ortiz, relación que dura hasta la fecha y que ha ido estrechándose hasta convertir al diseñador en una de las personas más cercanas a la Reina.

Doña Letizia conoció el trabajo de Varela de la mano de su cuñada la infanta Elena.La Infanta y su por entonces marido, Jaime de Marichalar, vivían en el mismo edificio del barrio Salamanca en el que el modisto tiene su taller. Letizia aconsejada por la reina Sofía le sugirió que buscara a un modisto de cabecera, se decantó por Felipe Varela. El idilio ya podía intuirse el día de la boda real porque, aunque eligiera a Pertegaz para el vestido de novia, su madre y sus hermanas se vistieron de Varela.

Durante un tiempo, la periodista se puso en manos del modisto Lorenzo Caprile sobre todo para la noche, pero la relación no terminó de cuajar. Es también habitual que para su día a día y en su tiempo libre elija Inditex, Mango, Hugo Boss o Carolina Herrera. Sin embargo, en las visitas oficiales no se arriesga y apuesta siempre a caballo ganador; no por casualidad ha sido Varela quien le ha encumbrado en la lista de las mejor vestidas de la realeza mundial.

Durante estos días, en Ifema se ha podido ver cómo los diferentes diseñadores que han participado en la pasarela han apostado por mezclar la alta costura con el prêt-à-porter. Primero, por la desfavorable realidad económica del sector y del país, y segundo porque así lo demandan los clientes. Si Felipe Varela se suma a la tendencia o no se verá esta tarde en el desfile, donde también se resolverá una cuestión aún más importante e inmediata: ¿Acudirá la reina Letizia a apoyar a su modisto de cámara y amigo?

Más información