Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Angelina Jolie: “Nunca quise tener un bebé ni pensé en mí como madre”

La actriz rueda su nueva película en Camboya, un país que asegura que "le cambió la vida"

Hoy forma una familia numerosa junto a Brad Pitt y sus seis hijos, tres adoptados y tres biológicos. Pero hubo un momento en el que a Angelina Jolie no le interesaba ni se le pasaba por la cabeza ser madre. “Es extraño. Nunca quise tener un bebé. Nunca quise estar embarazada. Nunca cuidé de niños. Nunca pensé en mí misma como madre”, ha confesado la actriz en una entrevista concedida en Camboya a la agencia Associated Press. Un país en el que se encuentra ahora rodando su nueva película como directora y que cambió su vida cuando en uno de sus primeros viajes, a principios de los años 2000, se puso a jugar con unos niños: “De repente fue muy claro para mí que mi hijo estaba en ese país, en algún lugar”. En 2002 regresó para adoptar a su primer hijo, Maddox.

La intérprete, directora y productora se ha confesado en la entrevista, en la que asegura que hoy se encuentra en el mejor momento de su vida y en el lugar que siempre quiso estar. Una declaración que quizá busca contrarrestar los constantes rumores que la separan de Brad Pitt, con quien se casó en 2014 en Francia tras nueve años de relación.

En 2000 realizó su primer viaje a Camboya, para presentar su fuerte y sensual personaje de Lara Croft, y para ella ya nada volvió a ser igual. “Me cambió, cambió mi perspectiva. Me di cuenta de que había mucho sobre historia que no me habían enseñado en el colegio, y mucho sobre la vida que necesitaba aprender”, asegura Jolie. Esa experiencia fue lo que le llevó a contactar por primera vez con ACNUR, el alto comisionado para los refugiados de Naciones Unidas. Tras un segundo viaje humanitario a Camboya en 2001, al año siguiente la actriz se convirtió en embajadora de buena voluntad de la ONU.

Angelina Jolie y, a su derecha, su hijo Maddox, durante su viaje a Myanmar el pasado mes de julio.

Si bien en esta ocasión su estancia en Camboya no es por cuestiones humanitarias, sino para el rodaje de su nueva película como directora, First They Killed My Father, un largometraje para Netflix que relata el genocidio de Camboya durante los setenta a partir del relato escrito por una de las supervivientes de los Jemeres Rojos. En este nuevo proyecto cinematográfico cuenta con la ayuda de su hijo Maddox, hoy de 14 años, en cuyo honor abrió la oscarizada actriz una fundación en la provincia de Battambang. En su nuevo viaje, que ha aprovechado para hacerse algún tatuaje más, ha recibido también la visita de sus hijos Shiloh y Pax.

A sus 40 años, tras una juventud algo tormentosa y alcanzada hoy la estabilidad familiar con su tercer matrimonio, Angelina Jolie asegura que su nueva película es la “más importante” de su carrera porque reúne sus tres pasiones: el cine, su familia y sus intereses humanitarios.

Brad Pitt y Angelina Jolie, con sus hijos en el aeropuerto de Los Ángeles en 2014.