Además de refugiadas, acosadas sexualmente

Casi la totalidad de las mujeres entrevistadas por Amnistía Internacional afirmaron que en los campamentos de tránsito europeos las habían tocado, acariciado o mirado lascivamente

La práctica totalidad de las mujeres refugiadas entrevistadas por Amnistía Internacional afirmaron que en los campamentos de tránsito europeos las habían tocado, acariciado o mirado lascivamente. La citada organización afirma que “mujeres y niñas refugiadas sufren violencia, agresiones, explotación y acoso sexual en todas las etapas de su viaje desde Siria e Irak hacia Europa, incluso cuando están en territorio europeo”.

Todas las encuestadas dijeron a AI haberse sentido amenazadas e inseguras durante el viaje, mientras denunciaban que, en casi todos los países por los que habían pasado, los traficantes, el personal de seguridad u otros refugiados las habían sometido a malos tratos físicos y explotación económica, las habían manoseado o las habían presionado para que tuvieran relaciones sexuales con ellos.

Tirana Hassan, directora del Programa de Respuesta a las Crisis de Amnistía Internacional, informa que "las mujeres y las niñas que viajan solas y las que lo hacen sólo acompañadas por sus hijos, se habían sentido especialmente amenazadas en las zonas de tránsito y los campamentos de Hungría, Croacia y Grecia, donde se habían visto obligadas a dormir junto a cientos de hombres refugiados. Algunas habían salido de las zonas designadas para pernoctar a la intemperie en la playa porque allí se sentían más seguras”.

Seguir leyendo en el blog Mujeres.