Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

¿Merece la pena preparar oposiciones?

La Abogacía del Estado sorprendió a los cándidos ciudadanos de este país al recordarnos que la frase “Hacienda somos todos” no es más que un recurso publicitario. A raíz de esta trascendente revelación, me pregunto si otras frases igual de bonitas y ocurrentes tendrán la misma consideración. Digo esto por si fueran también un recurso publicitario las leyes que regulan los principios de igualdad, mérito y capacidad, reflejadas en el Estatuto Básico del Empleado Público en su relación con la selección de personal al servicio de la Administración pública. Y lo digo, porque hace ya mucho tiempo que es la contratación de personal externo, o la creación de fundaciones, de lo que se valen las Administraciones, sustituyendo al funcionario de carrera por trabajadores cercanos al partido o al político de turno. Lo hacen, además, en instalaciones y con material de la propia Administración, convirtiendo estas empresas en un chollo absoluto, en el sueño de cualquier autónomo. Quisiera, si es posible, que alguien aclarara mis dudas para saber si es inteligente continuar preparando unas oposiciones.—Eduardo Martínez.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.