Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
CARTAS AL DIRECTOR

No hay culpables

Todavía no he visto, leído o escuchado en los medios de comunicación que existan culpables concretos de los diferentes casos de suicidio ocurridos en los últimos años por acoso escolar. ¿Tal vez estamos ante una nueva enfermedad psicótica entre los adolescentes? Los directivos de los colegios y el profesorado, que yo sepa, nunca han acusado a un alumno —o a un grupo de ellos— ante las autoridades por temor a la mala popularidad o a represalias de los padres de los acosadores, e incluso de estos mismos. Lo peor de todo sería la indiferencia y la falta de interés. Podríamos preguntarnos para qué existe un Tribunal de Menores o una Defensora del Pueblo, o por la inutilidad demostrada hasta ahora por los funcionarios del Ministerio de Educación respecto a este tema.— Julián Fernández del Pozo.