Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Usted, guiri, sea sincero: ¿somos vagos los españoles?

El australiano Liam Aldous, corresponsal en Madrid de la prestigiosa ‘Monocle’, repasa los tópicos con los que nos flagelamos

Liam Aldous nació en Australia pero podría llamar “hogar” a Madrid. Lleva cuatro años escribiendo sobre España para Monocle, revista de referencia mundial en cuanto a viajes y estilo de vida. Además, acaba de publicar la guía de la capital (con ilustraciones de Satoshi Hashimoto: dos aparecen en este artículo) editada por la célebre cabecera. Quedamos con él para plantearle si cree que son ciertos algunos tópicos que padecemos los españoles. 

Liam Aldous, en su luminosa oficina madrileña donde escribe sobre España.

1. Los españoles no hablan inglés

"La barrera lingüística existe, pero eso está cambiando. Eso sí, he visto cómo españoles con buena disposición parecen hasta bordes en una mesa llena de guiris. Será el miedo a hacer el ridículo ante otros españoles presentes".

2. ¿Somos vagos?

"Tal vez esta reputación les venga de la fama internacional de la fiesta, pero tras cuatro años viviendo en España, creo que es mentira. Los habitantes de Madrid, por ejemplo, que es donde vivo, son muy inquietos; ya sea para socializar, aprender a tocar un instrumento o pelar pipas. Siempre tienen ganas de relacionarse".

3. Cierran las tiendas para comer

"Los horarios comerciales en algunos lugares de España, que cierran durante horas para comer, pueden ser frustrantes para quien esté de visita. En 2016 no mucha gente trabaja con horarios tradicionales. El comercio debería adaptarse a la realidad".

4. Somos corruptos

"Es el tópico que más esgrimen los propios españoles, pero estoy en profundo desacuerdo. Los españoles no son corruptos; tienen un sistema que favorece el oportunismo. Corrijan el sistema –aumentando la transparencia– y verán que la corrupción no está en el ADN nacional".

5. Es la tierra de la fiesta

"No he conocido a gente tan divertida como la española. Cuando no son las fiestas del pueblo, son los botellones o es Ibiza. Me pasma su capacidad de aguante. Una pena que se hayan cerrado los afters. Movían la economía local".

6. Somos escandalosos

"Esto es innegable. Como siempre, tengo una teoría: sólo quieren hacerse oír. El que más grite gana invariablemente la discusión. Eso sí, prefiero una sociedad de gritones a una de muermos".

7. España no tiene arreglo

"La autoflagelación se ha convertido en el deporte nacional. Hablo con muchos españoles, empresarios, diseñadores, otro tipo de trabajadores... Y es raro, porque mi papel a veces es convencer a la gente de que hay esperanza".