Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La Academia promete cambios para fomentar la diversidad racial

Cheryl Boone Isaacs reaccionó después de que artistas negros amenazaran con boicotear la ceremonia de los Oscar

La presidenta de la Academia de Hollywood, Cheryl Boone Isaacs, reaccionó este martes a la falta de diversidad mostrada por las nominaciones a los Oscar en sus últimas dos ediciones y prometió "grandes cambios" después de que artistas negros amenazaran con boicotear la ceremonia. "Me gustaría reconocer el magnífico trabajo de los nominados de este año", indicó Isaacs en un comunicado enviado a los medios. "Al mismo tiempo que celebramos sus extraordinarios logros, me siento afligida y frustrada por la falta de inclusión. Es un tema de conversación difícil pero importante, y es hora de grandes cambios", añadió.

La Academia no escogió a ningún actor negro por segundo año consecutivo en las nominaciones de los Óscar, una situación que en 2015 provocó la creación de la etiqueta OscarsSoWhite (Oscar tan blancos) en las redes sociales y que, tras el anuncio de las candidaturas el pasado jueves, se recrudeció con la etiqueta OscarsStillSoWhite (Oscar todavía tan blancos). La última vez que tuvo lugar una situación semejante fue en 1997 y 1998.

Isaacs (una mujer negra) afirmó que la Academia va a tomar "medidas drásticas para modificar la composición de nuestra membresía" y prometió que en las invitaciones que el grupo extienda en los próximos años habrá "una diversidad muy necesitada".

Uno de los anuncios de los Oscar. AFP

Según cifras del diario Los Angeles Times, el 93% de los académicos son blancos, el 76% son hombres y la edad media es de 63 años.

La presidenta de la entidad recordó que se han llevado cambios en ese sentido durante los últimos cuatro años, pero admitió que los resultados no se están reflejando como quisiera.

"Necesitamos hacer más cambios, mejores y más rápidos", reconoció.

Isaacs señaló que en las décadas de 1960 y 1970, la Academia trató de reclutar a miembros más jóvenes para mantenerse "vital y relevante", y que en 2016 "la orden es apostar por la inclusión en todas sus facetas: género, raza, etnia y orientación sexual".

"Reconocemos las preocupaciones muy reales de nuestra comunidad, y damos las gracias a todos los que me habéis contactado para progresar juntos", finalizó.

Entre los 20 candidatos en las categorías de interpretación de este año no hay ningún artista negro a pesar de que nombres como Will Smith (Concussion), Michael B. Jordan (Creed), Idris Elba (Beasts of No Nation) y Samuel L. Jackson (The Hateful Eight) partían con opciones.

También se quedaron fuera el puertorriqueño Benicio Del Toro (Sicario) y las actrices transgénero Kitana Kiki Rodriguez y Mya Taylor, ambas por Tangerine.

En la categoría reina, la de mejor película, quedó apartada de la competición Straight Outta Compton, un gran éxito comercial en EE UU sobre la formación del célebre grupo rapero N.W.A.

Spike Lee, que recibió un Oscar honorífico en noviembre, aprovechó la festividad del día dedicado a la memoria del líder de los derechos civiles en EE UU, Martin Luther King, y anunció que ni él ni su esposa asistirán a la gala del próximo 28 de febrero.

"¿Cómo es posible que por segundo año seguido todos los actores nominados sean blancos? Y no hablemos del resto de categorías. ¿40 actores blancos en dos años y nada de sabor?. ¿No podemos hacer nada?", lamentó Lee.

Por su parte, Jada Pinkett Smith, esposa de Will Smith, dijo en su perfil de Facebook que este año no asistirá a la ceremonia y ni siquiera la verá por televisión.

"Es hora de que la gente de color se dé cuenta de la cantidad de poder e influencia que hemos amasado y de que no necesitamos pedir que nos inviten a ninguna parte", declaró la intérprete.

La 88 edición de los Oscar será conducida por el humorista negro Chris Rock

Más información