EDITORIAL

Dopaje: mayor control

Una nueva ley pretende poner freno a la laxitud que sume en el descrédito al deporte español

El Consejo de Ministros aprobó el viernes una nueva ley antidopaje para endurecer los controles y poner fin a la situación de laxitud que ha sumido en el descrédito al deporte español. El texto otorga más capacidad de iniciativa y vigilancia a la Agencia Estatal Antidopaje, que fijará cómo y cuándo se realizan los controles. Esto es fundamental, pues la dispersión de esta función en diferentes organismos es una de las causas del fracaso del actual sistema, donde se han llegado a realizar pruebas, que han de ser por sorpresa, con cita previa.

Es una lástima que el esfuerzo que se ha hecho para convertir a España en una potencia deportiva se haya visto empañado por malas prácticas como las de la Operación Puerto. Esta ley busca un efecto reparador: evitar que el dopaje se enseñoree del deporte y acabar con la idea de que cuenta con una gran tolerancia. Es urgente restablecer un orden justo en el que todos estén en igualdad de condiciones. Recurrir al dopaje da mayores opciones a quienes tienen menos escrúpulos y más dinero para recurrir a las sustancias ilegales.

La ley será tramitada con urgencia: el 18 de marzo, el Comité de Evaluación de los Juegos Olímpicos estudiará la candidatura de Madrid para los de 2020. Demostrar que España se toma en serio la lucha contra el dopaje resulta imprescindible.

 

Y ADEMÁS...

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Pactos por un nuevo futuro

Frente a soluciones mesiánicas que cuestionan todo el sistema, hacen falta tres grandes acuerdos: para revitalizar la democracia, para soldar la fractura social y para actualizar el contrato constitucional

LA CUARTA PÁGINA

Brasil, el mundo de mañana

En la nueva etapa de Dilma Rousseff el país se enfrenta al reto de la modernización. Haría bien en apostar por su talento más joven y atender las expectativas de una generación que exige un futuro mejor

la cuarta página

Cameron y Maduro: una sola coincidencia

Los Gobiernos de Reino Unido y Venezuela concuerdan en la voluntad de sustraer sus países a la jurisdicción de los respectivos Tribunales de Derechos Humanos. Caracas ya lo ha hecho; Londres amenaza con hacerlo

Elecciones plebiscitarias: un caso singular

Los ciudadanos no pueden decidir una secesión en una consulta electoral

Maduro y el Saharan Blend

La desastrosa gestión de PDVSA obliga a Venezuela a importar petróleo de Argelia

Cómo cambiar el sistema nacional de salud

La crisis del ébola ha mostrado una sanidad vulnerable que exige intercomunicación

Círculo vicioso, círculo virtuoso

Hay que ir a una situación de corrupción mínima y eficiencia máxima

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana