EDITORIAL

Agenda alentadora

Obama reta al Congreso en su mensaje de la Unión a vencer la parálisis para revivir la economía

Quienes esperaran del mensaje del estado de la Unión un tono más conciliatorio que el empleado por Barack Obama en la inauguración de su segundo mandato estarán decepcionados. El presidente de Estados Unidos desgranó ante las dos Cámaras una estimulante agenda de prioridades destinada fundamentalmente a reactivar la economía, y solicitó su apoyo en tono abiertamente partidista, alejado de la petición de árnica a la oposición republicana de alguna ocasión anterior. Su mayor reto será obtener los acuerdos mínimos que lo hagan posible en un Congreso paralizado.

El meollo del discurso volvió a ser el rechazo de la Casa Blanca a reducir significativos programas sociales si a cambio no se suben los impuestos a los más ricos. Obama, en su papel de campeón de la clase media, ha venido a emplazar a sus adversarios a que acepten una nueva subida de impuestos a cambio de recortes del gasto público, para intentar equilibrar la disparada deuda de EE UU y los agujeros fiscales en el horizonte: la nación más poderosa de la Tierra, dijo, no puede gestionar su economía de crisis en crisis. El rechazo de la receta por el portavoz republicano, el senador Marco Rubio, revistió un tono sorprendentemente moderado, muy alejado de las patosas estridencias sobre el tema del derrotado candidato Romney.

Obama parece haber asumido que ganarse a la opinión pública es la única manera de forzar la mano del Congreso. Pero la realidad política estadounidense es compleja, y el vigor expositivo presidencial o las simpatías ciudadanas por determinadas causas no ganan automáticamente el favor del Legislativo. Nada asegura al presidente que sus prioridades vayan a pasar el filtro de la Cámara de Representantes, en manos republicanas. Lo probable es que poco de lo propuesto traspase ese bastión opositor, con la excepción de la reforma de la inmigración, en buena medida porque el partido conservador ha caído en la cuenta de que el cambio es indispensable para alcanzar la Casa Blanca.

Por defendible que resulte en muchos aspectos, el programa presidencial tiene en otros, cruciales pero ambiguos, mucho de carta a los Reyes Magos. Se trate del control de armas de fuego en manos de los ciudadanos, de las medidas contra el cambio climático o de las variadas propuestas educativas contenidas en este mensaje de la Unión.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

100 días de vértigo en el Santander

Ana Botín ha cambiado la dirección y el consejo mientras sopesa el futuro del dividendo

A la caza del ‘pastel’ cubano

La normalización de relaciones abre negocios para los empresarios de EE UU

El núcleo duro del exilio cubano clama contra Obama

Luis Posada Carriles se une a unos dos centenares de anticastristas en Miami para denunciar la “traición” de la normalización de las relaciones con Cuba

“El combate no termina aquí”

La exmujer del gobernador Arturo Montiel logra ver a los hijos después de tres años de lucha judicial

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

De Waterloo al Kurdistán

El avance de las comunicaciones permite conocer casi en tiempo real el desarrollo de los conflictos, pero a la vez hace al público más manipulable ante la apabullante avalancha de informaciones que recibe

LA CUARTA PÁGINA

¿Quién tendrá la razón, Obama o Castro?

El presidente de EE UU cree que la apertura internacional facilitará un cambio democrático en la isla. El líder cubano quiere afianzar un socialismo económico “próspero y sostenible”, pero no habla de apertura política

LA CUARTA PÁGINA

Se superan diferencias, sigue el conflicto

Estados Unidos y Cuba dieron ayer un gran paso para imprimir un giro en las relaciones entre ambos países, que se torcieron el 20 de octubre de 1960, cuando prescindieron de canales diplomáticos

El riesgo de hacer demasiado poco

Hace tiempo que debería haber una política presupuestaria y fiscal común

Los cambios que vienen de Cuba

El petróleo de Texas y los saudíes ha hecho lo impensable: abrir el cerrojo castrista

Un Nobel en prisión

Hace cinco años, el activista Liu Xiaobo fue encarcelado por defender la libertad de expresión, las elecciones democráticas y los derechos humanos en China

Los jeques, en pie de guerra

Arabia Saudí deja el precio del barril de petróleo en manos del mercado

La cigarra española y la hormiguita vasca

La sobrefinanciación explica el progreso de Euskadi mejor que la borrosa “identidad”

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana