EDITORIAL

Agenda alentadora

Obama reta al Congreso en su mensaje de la Unión a vencer la parálisis para revivir la economía

Quienes esperaran del mensaje del estado de la Unión un tono más conciliatorio que el empleado por Barack Obama en la inauguración de su segundo mandato estarán decepcionados. El presidente de Estados Unidos desgranó ante las dos Cámaras una estimulante agenda de prioridades destinada fundamentalmente a reactivar la economía, y solicitó su apoyo en tono abiertamente partidista, alejado de la petición de árnica a la oposición republicana de alguna ocasión anterior. Su mayor reto será obtener los acuerdos mínimos que lo hagan posible en un Congreso paralizado.

El meollo del discurso volvió a ser el rechazo de la Casa Blanca a reducir significativos programas sociales si a cambio no se suben los impuestos a los más ricos. Obama, en su papel de campeón de la clase media, ha venido a emplazar a sus adversarios a que acepten una nueva subida de impuestos a cambio de recortes del gasto público, para intentar equilibrar la disparada deuda de EE UU y los agujeros fiscales en el horizonte: la nación más poderosa de la Tierra, dijo, no puede gestionar su economía de crisis en crisis. El rechazo de la receta por el portavoz republicano, el senador Marco Rubio, revistió un tono sorprendentemente moderado, muy alejado de las patosas estridencias sobre el tema del derrotado candidato Romney.

Obama parece haber asumido que ganarse a la opinión pública es la única manera de forzar la mano del Congreso. Pero la realidad política estadounidense es compleja, y el vigor expositivo presidencial o las simpatías ciudadanas por determinadas causas no ganan automáticamente el favor del Legislativo. Nada asegura al presidente que sus prioridades vayan a pasar el filtro de la Cámara de Representantes, en manos republicanas. Lo probable es que poco de lo propuesto traspase ese bastión opositor, con la excepción de la reforma de la inmigración, en buena medida porque el partido conservador ha caído en la cuenta de que el cambio es indispensable para alcanzar la Casa Blanca.

Por defendible que resulte en muchos aspectos, el programa presidencial tiene en otros, cruciales pero ambiguos, mucho de carta a los Reyes Magos. Se trate del control de armas de fuego en manos de los ciudadanos, de las medidas contra el cambio climático o de las variadas propuestas educativas contenidas en este mensaje de la Unión.

Y ADEMÁS...

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

la cuarta página

Los ‘lobbies’ necesitan una regulación

Numerosas resoluciones y acuerdos sobre las organizaciones de intereses duermen el sueño de los justos

Un proyecto para España

Si llegara a fracasar, no se debería a la organización del Estado —autonómico, centralista, federal, confederal— sino a la incapacidad de lograr que sus ciudadanos se sientan parte de una misma comunidad

LA CUARTA PÁGINA

Frente al desafío, las razones y la ley

Se sabe que las pretensiones secesionistas catalanas son ilegales; hace falta probar ante los ciudadanos que son además ilegítimas

LA CUARTA PÁGINA

Hay que encontrar una salida

A la visible deslealtad que las autoridades catalanas no se le puede hacer frente únicamente con la aplicación de las leyes

LA CUARTA PÁGINA

La vida sin cuerpo

Las nuevas tecnologías sirven para facilitar la comunicación, pero pueden terminar quitándole toda su complejidad

la cuarta página

Todos quieren café

Otras autonomías quizá reclamen los avances que obtengan los nacionalistas y se frustren los deseos de estos para distinguirse

Cuenta atrás para el Estado Islámico

Con sus atrocidades, el EI ha abierto la caja de los truenos que lleva a su final

Izquierda europea: renovarse o morir

La cultura de gobernar es difícil para partidos que han perdido sus dogmas

Los límites en la lucha contra el Estado Islámico

Se puede defender la intervención militar mientras haya abusos y genocidio

De clavos y martillos en Escocia y Cataluña

Adentrarse por la ruta del referéndum es un error, igual que no afirmar la vía federal

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana