Mr Bean y su broma más cara

La compañía de seguros de Rowan Atkinson abona un millón por la reparación de su McLaren F1, destrozado en un accidente, la factura más abultada pagada por una aseguradora en el Reino Unido

El actor Rowan Atkinson / CORDON

El último gag de Mr Bean no le ha hecho ninguna gracia a su compañía de seguros. Y es que la reparación de su exclusivo McLaren F1, un superdeportivo clásico que supera los 380 km/h, ha costado nada menos que 1,04 millones de euros, la factura más abultada que ha tenido que abonar una aseguradora por cobertura de automóviles en el Reino Unido.

El actor Rowan Atkinson, mundialmente famoso por sus papeles cómicos, es también un gran aficionado al automóvil. Y posee una envidiable colección de coches, entre ellos el imponente McLaren F1, con el que sufrió un accidente en agosto de 2011.

Este modelo no es un vehículo cualquiera. Fabricado por McLaren, el equipo británico de fórmula 1, solo se produjeron 100 unidades entre 1992 y 1998, de las cuales 64 se homologaron para poder circular por la calle. Y, hoy en día, más que un coche, es una auténtica pieza de museo, muy codiciada por los coleccionistas, que llegan a pagar cifras astronómicas con tal de conseguirlo: el último se vendió el año pasado por 3,9 millones.

Tras el accidente, que hacía presagiar lo peor pero solo costó una lesión en un hombro a Atkinson, los técnicos de McLaren tardaron cuatro semanas en desmontar el coche para analizar los daños y poder elaborar el presupuesto de reparación. Y el coste debió de dejar sin palabras al agente de la aseguradora. El F1 está construido con fibra de carbono, cuyo proceso de fabricación (o reparación) resulta especialmente lento y costoso.

Atkinson adquirió el superdeportivo en 1997 por 730.000 euros, pero, a cada año que pasa, se hace un poco más difícil encontrar uno y el valor del modelo está en constante revalorización. A su lado, un Ferrari moderno parece un utilitario popular.

Mucho escribió la prensa británica sobre el accidente de Mr Bean, poniendo en duda sus aptitudes para conducir el F1, pero el popular actor es un piloto consumado. En el programa de televisión de motor Top Gear, también británico y con audiencias millonarias, Atkinson marcó un nuevo récord de vuelta rápida, superando a todos los famosos invitados por el programa.

Al recuperar su coche, después de 18 meses en el taller, Rowan declaró que el “McLaren es muy práctico, es un crimen no utilizarlo”, respondiendo con sorna a las críticas de la prensa y desmarcándose del perfil habitual de los coleccionistas, que suelen mantener sus vehículos en el garaje y adorarlos como deidades. Genio y figura.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana