COLUMNA

¿Cuánto paga?

Bajo el amparo del Gobierno se puede jugar fuerte. Su tapadera ofrece una variedad enorme de actividades delictivas con cobertura legal

De los negocios limpios que encubren actividades sucias se suele decir que son una tapadera. Las hay de todos los tamaños, desde el puesto de pipas que da salida al tabaco de contrabando, a la banca que blanquea la pasta grande del crimen organizado u Estado paralelo. Entre un extremo y otro discurre una cremallera cuyos dientes pertenecen, de forma alternativa, al Estado legal y al paralelo. Ninguno es nada sin el otro. Si de aquí a mañana cesara en todas sus actividades el Estado bis, el legal se vendría abajo sin remedio. En nuestras fantasías infantiles, las tapaderas estaban formadas por bares, restaurantes o salas de juego. No se nos ocurría pensar que la mercería de la esquina o la churrería del mercado pudieran ocultar, bajo los productos que les eran propios, otros de distinta naturaleza. A la tapadera, en todo caso, se le acaba notando que es una tapadera porque la dirige un tío que en agosto se sube las solapas de la gabardina. Estamos hablando de esos restaurantes vacíos, de esas tiendas de lujo en las que no entra nadie, de esos concesionarios de coches que no venden coches… Ahora bien, la mejor tapadera es la tapadera de acero inoxidable, también llamada democrática: A mí me han votado.

Quiere decirse que, si uno ha decidido dedicarse al robo con garantías jurídicas, el Gobierno es la mejor de todas las tapaderas posibles. Bajo el amparo del Gobierno se puede jugar fuerte. Su tapadera ofrece una variedad enorme de actividades delictivas con cobertura legal. No es fácil decidir, por ejemplo, de qué lado de la cremallera cae el diente que acaba de dar un mordisco a las pensiones. Podría parecer que cae del lado de la tapadera, que es el Gobierno, pero quizá haya sido una orden de la delincuencia organizada. La pregunta es cuánto paga el gobierno paralelo al legítimo por sus servicios.

 

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Project Jacquard, la ropa inteligente de Google

Rosa Jiménez Cano San Francisco

Presenta un prototipo de tela que se conecta a dispositivos

El corredor seco de América central encara una crisis alimentaria

El PMA alerta sobre una inminente sequía desde el sur de México hasta el norte de Panamá

El embajador no oficial de Cuba en Washington

Silvia Ayuso Washington

Emilio Cueto, abogado retirado del Banco Interamericano de Desarrollo, guarda en su hogar miles de recuerdos de la isla caribeña

EL PAÍS RECOMIENDA

“Después de cada cliente me quería arrancar la piel”

Natalia Junquera Almería

Un grupo de religiosas en ruta por clubs rescata a mujeres de las mafias

“La experimentación con animales no es tan útil”

La primatóloga Jane Goodall cree que la ciencia puede buscar "alternativas"

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana