EL ACENTO

Un 'hacker' para la ficción

España también tiene su pirata informático al que fichar para reforzar la seguridad del Estado con sus conocimientos informáticos

MARCOS BALFAGÓN

Con los medios hoy existentes para indagar en la vida de los demás, los modos detectivescos de Sam Spade y Philip Marlowe ya no sirven para una novela negra. La reciente red de compra-venta de datos confidenciales desarticulada en España demuestra hasta qué punto es fundamental la habilidad para moverse en el ciberespacio. Hoy, un detective privado sin la ayuda de un buen pirata informático no se comería una rosca. Y, aquí sí, como en la ficción, la línea entre lo lícito y lo ilícito no siempre está clara. De hecho, uno de esos supuestos hackers que formaba parte de la red de venta de datos realizaba trabajos también para la policía y la guardia civil. El supuesto hacker tiene 36 años y se llama Matías Bevilacqua. Su empresa, CFLabs, acaba de ser distinguida como una de las firmas que participará en el futuro Centro Nacional de Ciberseguridad al servicio del Estado español, que a su vez cuenta con la subvención de la Comisión Europea.

Es verdad que la historia de Matías Bevilacqua no es del todo original. Los piratas informáticos son muy codiciados en las empresas y los gobiernos y no es la primera vez que un hacker se pasa, podríamos decir, al enemigo. Hace tres años, la segunda compañía de telecomunicaciones de Nueva Zelanda contrató a un adolescente (con síndrome de Asperger) llamado Owen Thor Walker; con el seudónimo de Akill en Internet, había ayudado a una red de delincuentes a infiltrarse en 1,3 millones de ordenadores, logrando un desfalco de 20 millones de dólares. Fue condenado cuando solo tenía 18 años, a pesar de lo cual la firma TelstraClear le fichó.

Sobre Bevilacqua no pesa ninguna condena y su expediente es casi modélico. Ha sido incluso profesor de magistrados y fiscales. Su pyme entrará ahora en las entrañas del Estado y su caso es un exponente de la calidad de los informáticos: capaces y, además, fuente de inspiración de nuevas historias de ficción. Gente como Bevilacqua demuestran la necesidad de que en este país se tome un poco más en serio lo de la confidencialidad de los datos. Suerte que este experto ya se ha cambiado de bando.

 

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

‘The Washington Post’ se reinventa en las tabletas de Amazon

El diario estrena una aplicación en los productos Kindle Fire para leer una edición especial

Alta cocina con bichos en la Universidad de Alicante

El centro celebra la I Jornada Gastronómica de Insectos con charlas y degustación

Cáritas denuncia que más de 3.600 gallegos viven en la calle

La comunidad registra un ratio de 133 personas sin hogar por cada 100000 habitantes frente a la media española de 71. La entidad exige límites a los desahucios y la ocupación de casas vacías

Confebask acusa a ELA de querer “boicotear” el diálogo social

EFE

El sindicato acusa a la patronal de buscar su "ilegalización"

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Novela, música y poesía

Las notas que a lo largo del tiempo ha ido escribiendo el último premio Cervantes han servido para alimentar una obra en la que ha manifestado interés por las más distintas formas de expresión y por el pensamiento

Una oportunidad para Cuba

La esperada vuelta de La Habana a la Organización de Estados Americanos (OEA) debería contribuir a la democratización del régimen. El riesgo es que pueda interpretarse como una legitimación del comunismo

LA CUARTA PÁGINA

No me morí mañana

Quien escribió en Wikipedia que fallecí el 26 de noviembre de 2015 a las 16.45 usó esa página como si fuera una pared donde pintar un grafiti. El anonimato es el gran talón de Aquiles del sistema virtual

Secesión: del proceso eufemístico al constitucional

El objetivo debe ser dialogar y negociar sin astucias y sin negar la realidad

La travesía de la igualdad

La ley contra la violencia de género redujo la impunidad pero todavía queda mucho por hacer

¿Regenerar sin leyes?

Antes de reformar, lo que hay que hacer es conservar lo que está bien y hacer que se aplique

Mucha frase, ningún discurso

El secretario general de Podemos consigue entusiasmar a su público con fuegos de artificio

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana