CARTAS AL DIRECTOR

La indemnización de Carlos Dívar

Hay personajes en la vida española que son increíbles. Uno de ellos es Carlos Dívar. El señor Dívar, que ha gastado dinero público en múltiples viajes privados que en ningún caso ha justificado, se permite ahora reclamar, por el cese en su cargo, la insignificante indemnización de 208.000 euros. Si el Ministerio de Justicia y el Consejo General del Poder Judicial acceden a esta petición, nos demostrarán a todos los españoles la pervivencia de prácticas inmorales de saqueo del dinero de todos.

Ya está bien de que algunas instituciones se adjudiquen sueldos, indemnizaciones y blindajes multimillonarios. Los altos cargos del Estado ya cobran unos sueldos muy dignos, y sus pensiones también lo son. Una persona como el señor Dívar, que ha tenido que dimitir por falta de transparencia en sus gastos y que ha dejado el cargo no por iniciativa propia, sino por la tremenda presión de la opinión pública y de muchos de sus compañeros del CGPJ, tendría que estar avergonzado y no reclamar ni un solo euro de indemnización. La ciudadanía española no puede tolerar que estos comportamientos sigan quedando impunes.

Si esto no cambia ya, ¿cómo se puede pedir austeridad y sacrificios personales y colectivos a la población?— Agustín Arroyo Carro.

 

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Raúl sale de la sombra de Fidel

El acuerdo con EE UU fija el perfil propio del hermano menor, quien reafirma el apego al modelo socialista y sus tímidas reformas

La suma de Repsol y Talisman

Principales cifras de los dos gigantes energéticos

Repsol tomó el ‘talgo’ a Canadá

La petrolera utilizó nombres clave ligados al ferrocarril para la operación de Talisman

Andorra, últimos días en el paraíso

El Principado afronta su mayor reforma económica, con la implantación de los primeros impuestos directos, salpicado por las últimas polémicas de evasión fiscal

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

De Waterloo al Kurdistán

El avance de las comunicaciones permite conocer casi en tiempo real el desarrollo de los conflictos, pero a la vez hace al público más manipulable ante la apabullante avalancha de informaciones que recibe

LA CUARTA PÁGINA

¿Quién tendrá la razón, Obama o Castro?

El presidente de EE UU cree que la apertura internacional facilitará un cambio democrático en la isla. El líder cubano quiere afianzar un socialismo económico “próspero y sostenible”, pero no habla de apertura política

LA CUARTA PÁGINA

Se superan diferencias, sigue el conflicto

Estados Unidos y Cuba dieron ayer un gran paso para imprimir un giro en las relaciones entre ambos países, que se torcieron el 20 de octubre de 1960, cuando prescindieron de canales diplomáticos

El riesgo de hacer demasiado poco

Hace tiempo que debería haber una política presupuestaria y fiscal común

Los cambios que vienen de Cuba

El petróleo de Texas y los saudíes ha hecho lo impensable: abrir el cerrojo castrista

Un Nobel en prisión

Hace cinco años, el activista Liu Xiaobo fue encarcelado por defender la libertad de expresión, las elecciones democráticas y los derechos humanos en China

Los jeques, en pie de guerra

Arabia Saudí deja el precio del barril de petróleo en manos del mercado

La cigarra española y la hormiguita vasca

La sobrefinanciación explica el progreso de Euskadi mejor que la borrosa “identidad”

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana