EDITORIAL

Frustrante proceso

El nuevo régimen de empleadas de hogar falla en su objetivo y genera nuevos problemas

El tránsito del régimen especial de la Seguridad Social de las empleadas de hogar al sistema general está resultando, de momento, frustrante. Los empleadores han dispuesto de un plazo de seis meses —hasta el 30 de junio— para modificar los contratos y la cotización de las empleadas y ni siquiera bajo amenaza de multa se ha logrado que la integración al régimen general se haya extendido a las más de 300.000 trabajadoras que ya cotizaban en el especial. Los datos más actualizados —151.934 modificaciones a 31 de mayo— indican que el sector podría incluso haber aumentado su ya alto porcentaje de empleo sumergido salvo que las regularizaciones se hayan multiplicado en junio exponencialmente.

 El Gobierno de Rodríguez Zapatero, cumpliendo una promesa electoral, puso en marcha la integración al régimen general para terminar con una discriminación histórica en el empleo doméstico que afecta fundamentalmente a mujeres inmigrantes. Bajo el régimen especial, estas empleadas estaban expuestas a condiciones abusivas: horarios casi sin límite, salarios por debajo del mínimo interprofesional, pagos en especie o bajas por enfermedad no retribuidas. El nuevo sistema mejora sus condiciones, pero no solo no supone una integración completa —las empleadas siguen sin tener derecho a paro—, sino que está generando nuevos problemas en el sector. El más importante es la imposibilidad de que las personas que trabajan por horas en varios domicilios tramiten por sí mimas su cotización. Sobre el papel, parece justo que sean los empleadores los que paguen proporcionalmente la cuota que les corresponde y desde la primera hora trabajada. En la práctica, tal tramitación a cargo de personas que apenas contratan a una empleada unas pocas horas a la semana ha resultado ser un obstáculo casi insuperable, además de hurtar a la empleada la posibilidad de controlar su propia cotización y, por ende, su situación legal.

Es una buena noticia que el Gobierno planee elaborar un informe con medidas para simplificar los trámites y corregir esos efectos secundarios que amenazan con lograr el resultado contrario al deseado por el legislador. En todo caso, el Ejecutivo debería tener en cuenta que la irregularidad de la situación en un colectivo mayoritariamente inmigrante está ahora doblemente penalizada con la pérdida de la tarjeta sanitaria.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Tres de cada cuatro vascos cree que hay fraude en las ayudas

Los ciudadanos critican la insuficiencia de controles en la RGI, aunque el 78% no está de acuerdo con que se recorten

Pablo Iglesias es el político mejor valorado y el único que aprueba

Retrocede la confianza en la gestión del Gobierno vasco pero solo el PNV tiene un saldo positivo

Las entradas de viajeros subieron un 3,5% en noviembre

Las pernoctaciones crecieron un 3,3% en el mismo periodo

Corazón y cabeza

Dos recitales líricos de envergadura, de estéticas y criterios interpretativos muy. diferentes, han coincidido en el teatro Real en el plazo de ocho días

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Se superan diferencias, sigue el conflicto

Estados Unidos y Cuba dieron ayer un gran paso para imprimir un giro en las relaciones entre ambos países, que se torcieron el 20 de octubre de 1960, cuando prescindieron de canales diplomáticos

LA CUARTA PÁGINA

Trenes llenos de psiquiatras

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Cómo hemos llegado a ese punto en el que la realización del proyecto de un Gobierno pueda conducir a la ruina de Cataluña y probablemente también de toda España?

la cuarta página

Tres problemas de la Universidad

La deficiente formación primaria y secundaria, los criterios endogámicos de selección del profesorado y la perversión de la autonomía y la democracia internas determinan el pésimo rumbo de la enseñanza superior

Para salir mejor de la crisis

Invertir en capital humano y superar la desigualdad es tarea de los líderes europeos

Temibles tiempos de tormentas

Errejón recibe el mismo trato que Podemos da a los que incluye en 'la casta'

Transición, en Cuba y otros lugares cercanos

Tal vez se trate de la caída del Muro de Berlín otra vez, solo que en el Caribe y zonas aledañas

El declive de los Estados nacionales

Nuestra clase política vive envuelta en querellas y ajena a los cambios globales

Europa debe reconocer a Palestina

El reconocimiento sirve para ejercer un derecho y no un privilegio

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana