CARTAS AL DIRECTOR

Recortes en educación

Mientras se nos habla de la prima de riesgo, del rescate bancario y de la Eurocopa, van pasando más cosas que quedan en un segundo plano o caen en el olvido. La realidad es que en los presupuestos generales de nuestras autonomías se concretan “subidas salariales” para los altos cargos en el siguiente ejercicio y prosiguen los recortes en los servicios públicos, esencialmente educación y sanidad, bajo el eufemismo de ajustes.

El próximo curso comenzará en Castilla-La Mancha con más de 8.000 interinos menos, de los cuales 4.752 afectarán a primaria y 4.244 a secundaria. Son un conjunto de docentes que han terminado una carrera, que han realizado su curso de aptitud pedagógica y que han pasado por un proceso selectivo de oposición y, muchos de ellos, tienen ese concurso-oposición aprobado, aunque sin plaza. Es decir, son personas cualificadas que van al paro por decisión administrativa en aras de un ahorro y de un ajuste que, como se sabe, no se aplica desde arriba.

Hace poco tiempo el Gobierno bloqueó las oposiciones de secundaria en Andalucía, también bajo el pretexto del ahorro y del ajuste y, por ejemplo, la oferta de docentes de Madrid no contempla reponer plazas de Lengua Castellana y Matemáticas (¿no se ha jubilado ningún profesor de esas imprescindibles materias?, ¿no ha subido el número de alumnos en secundaria en 2012-1013 en Madrid?) o la de Cantabria saca 13 de Lengua Castellana y 17 de Matemáticas y de ninguna otra especialidad.

Como se ve, nuestros dirigentes siguen un esquema propio que nada tiene que ver con la realidad de la calle. La calle quiere más educación pública y menos gastos políticos.— Francisco J. Peña Rodríguez.