Una infanta al auxilio

Elena permanece indemne a las turbulencias que sacuden la familia real

Sus apariciones en público 'salvan' el papel de la Corona

El rey reaparece hoy en Valladolid para presidir el Día de las Fuerzas Armadas

La infanta, durante la inauguración de las nuevas instalaciones del complejo ecuestre de la Guardia Civil Infanta Elena de Borbón, en Valdemoro, el 3 de mayo. / EMILIO NARANJO (EFE)

El Príncipe aguantó estoico la pitada del Vicente Calderón en la final de la Copa del Rey, cuando las aficiones del Athletic y el Barcelona escucharon el himno nacional, como también soportó los cánticos sobre historias de elefantes. Algo parecido le pasó a don Felipe cuando, en compañía de la princesa, inauguró la Feria del Libro en El Retiro madrileño. Días antes, la Reina era recibida en silencio en el Teatro Real de Madrid, donde Plácido Domingo y Ainhoa Arteta representaban Cyrano de Bergerac. En cambio, la infanta Elena sí se encontró con cálidos aplausos a su llegada a la Feria del Libro, como también en Las Ventas, durante la Feria de San Isidro. De todas estas reacciones populares tenía noticias un Rey convaleciente en el palacio de la Zarzuela. Hoy le toca a él salir a la calle. Acompañado por doña Sofía y los Príncipes de Asturias, presidirá en Valladolid el Día de las Fuerzas Armadas, en el que será su primer acto fuera de su despacho tras 45 días de reposo forzoso por la operación de cadera que sufrió tras el viaje de caza a Botsuana.

En estos tiempos turbulentos para la Casa del Rey, la popularidad de la infanta Elena se ha visto intacta, tanto que su figura se ha convertido en una especie de marca blanca de la Corona, en el miembro de la familia real mejor aceptado en acontecimientos populares. Lejos han quedado aquellos momentos en los que la polémica le acompañaba por su sonada separación de Jaime de Marichalar y su difícil acuerdo de divorcio. Ahora Elena se presenta en público como un personaje sin contaminar por las polémicas que rodean a la Corona. Y en privado es el miembro de la familia real que mantiene relaciones con todos. Es la hija más cercana al Rey, su gran apoyo cuando decidió separarse de Marichalar con la oposición de doña Sofía. Se les ha visto almorzando en restaurantes de Madrid o compartiendo jornadas de caza.

Elena adora a su hermano Felipe. Sin ir más lejos, fue la anfitriona de su hermano en la visita que hicieron los príncipes al estand de la Fundación Mapfre en la Feria del Libro. Juntos también acudieron, con sus hijos, a visitar al hospital a Felipe Marichalar tras su disparo accidental en un pie.

Cristina apoyó la separación de Elena, quien también contó con la ayuda de Iñaki Urdangarin, que se convirtió en su fiel escudero en los primeros actos protocolarios a los que le tocó acudir sola. También, como tío, se encargó en las vacaciones en Mallorca de compartir horas de ocio y deporte con los hijos de la Infanta y Marichalar.

Ahora, cuando Urdangarin está imputado por el juez José Castro por sus negocios con la Fundación Nóos y la Casa del Rey ha calificado su comportamiento como “poco ejemplar”, Elena es el canal de comunicación que mantiene abierto el diálogo entre los duques de Palma, el Rey y el Príncipe. Ella es la mejor intermediaria entre todos los miembros de la familia, tomando el relevo del trabajo que en otros tiempos desempeñó la Reina.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana