CARTAS AL DIRECTOR

Inseguridad jurídica

El Ejecutivo español, en boca de su ministro de Industria y Energía, no ha dudado en calificar la nacionalización de YPF por parte de la Argentina de flagrante arbitrariedad que causa una gran indefensión e inseguridad jurídica a los inversores del país latinoamericano.

Se olvida no obstante de recordar el grave precedente de flagrante arbitrariedad e inseguridad jurídica en materia también energética que recientemente, el propio Gobierno español, provocó a miles de incautos inversores que también erróneamente decidieron un día confiar en la seguridad jurídica de España e invirtieron aquí en renovables.

Me refiero, obviamente, a la decisión unilateral del Ejecutivo de recortar las primas legalmente comprometidas al sector, que dejó a la estacada, y en muchos casos provocó la ruina, a muchos pequeños inversores que hicieron su apuesta energética no en lejanas latitudes, sino en el propio territorio español.— Anna Maria Goula. Barcelona.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Españoles en Gurs

No hay mucha gente que sepa lo que ocurrió en esta zona del sur de Francia. Y, sin embargo, el campo de concentración que se instaló allí resume uno de los momentos más trágicos de la historia del viejo siglo XX

LA CUARTA PÁGINA

El furor del Estado Islámico

La organización yihadista ha conquistado una base territorial en la que ha proclamado su propio califato, dispone de una red de financiación que le aporta grandes recursos y utiliza el terror como su mejor arma

LA CUARTA PÁGINA

En los días del gran engaño

Culto, leído, dotado para la retórica, dueño de voluntades, Pujol ha sido el constructor de un gran relato, fuente de legitimación de un poder absoluto que ha resultado estar operando a la manera de clanes y mafias

Un mínimo de humanidad

Ante la brutalidad de las guerras de hoy, deben respetarse los Convenios de Ginebra

La espiral final

La presidenta de Argentina recurre a la épica trágica en la crisis de la deuda

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana