Apple ocupará todo el edificio del Tío Pepe en Sol

La empresa tecnológica y los propietarios del inmueble acuerdan convertirlo en tienda "en su totalidad" y no los bajos como estaba previsto

La tercera tienda en España y la segunda en Madrid de Apple no ocupará los bajos del número 1 de la Puerta del Sol como estaba previsto, sino el inmueble entero. Los planes eran que el edificio, muy conocido por albergar en el ático el gigante neón del Tío Pepe y que actualmente está siendo sometido a una completa rehabilitación tras pasar cuatro años cerrado, recuperara su tradicional uso y volviera a convertirse en un hotel. De hecho, durante el tiempo en que era un bloque fantasma se intentó sin éxito convertirlo en centro comercial pero no logró el visto bueno del Ayuntamiento. Sin embargo, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha anunciado esta mañana a Efe que la empresa tecnológica y los propietarios del inmueble, la familia Díaz Estrada, han alcanzado un acuerdo para convertir en tienda el edificio "en su totalidad", y no solo los bajos o dos de sus siete plantas como había publicado este periódico, en el nuevo Apple Store de España.

Preguntado al respecto, un portavoz de Apple España ha respondido a este periódico: "Nuestra compañía no tiene ninguna información sobre este tema". En septiembre pasado, la firma de la manzana desembarcó en España y lo hizo en los centros comerciales La Maquinista de Barcelona y Xanadú de la localidad madrileña de Arroyomolinos, de modo que esta será la primera de sus tienda en el centro de una ciudad española, a unos metros del turístico kilómetro cero de las carreteras radiales nacionales. Según ha precisado Gallardón, ambas partes han comunicado al Ayuntamiento el acuerdo no se trata de una tienda "de unos cuantos metros cuadrados sino de un espacio que en superficie probablemente superará al que Apple tiene en estos momentos en la Quinta Avenida de Nueva York". El edificio de la Puerta del Sol, que data de 1863 y que está catalogado con nivel 1 de protección grado singular, tiene una superficie de 6.066 metros cuadrados distribuida en siete plantas sobre rasante y un sótano. Cuenta con un patio central cubierto con un lucernario y la fachada será restituida a su estado original, de estilo afrancesado, tras múltiples reformas.

Desde su construcción, albergaba el hotel París (primero llamado fonda), que fue cerrado hace cuatro años, al mismo tiempo que los locales de la planta baja, que quedaron vacíos cuando expiraron sus contratos de alquiler. Gallardón considera que esta "inversión" es "una muy buena noticia para Madrid, en primer lugar porque contribuye de una forma importante a todo el proceso de rehabilitación y de recuperación de actividad en el centro histórico y en segundo lugar porque va a generar un número importante de puestos de trabajo, probablemente más de 100". Además, ha añadido, "incorpora al corazón de Madrid a uno de los emblemas más importantes de la modernidad en estos momentos, como son todos los productos de Apple".

"Es una buena noticia para Madrid y desde el Ayuntamiento ya nos hemos comprometido a que les vamos a facilitar todo lo que sea necesario para que este proyecto entre Apple y el propietario del edificio llegue a buen puerto y termine siendo una positiva realidad para la ciudad", ha subrayado el alcalde.

Hasta este acuerdo, el edificio del que hace un mes se desmontó el anuncio de Tío Pepe para evitar accidentes durante las obras, iba a ser destinado de nuevo a hotel, como acordó el Ayuntamiento en enero de 2010. A pesar de que el Consistorio se olvida ahora del hotel, durante los cuatro años que el inmueble fue un fantasma los propietarios pidieron permiso para convertirlo en centro comercial, pero el Ayuntamiento solo autorizaba a rehabilitarlo en su función original.

El alcalde no ha precisado la fecha de apertura, pero un portavoz de la bodega González Byass explicó a este diario que las obras en el inmueble acabarán en octubre o noviembre, meses en lo que tiene previsto volver a colocar su cartel en el ático tras someterle a un completo lifting. Apple cuenta con 324 en 11 países: 237 en Estados Unidos, 29 en Reino Unido, 19 en Canadá, 10 en Australia, siete en Japón, cinco en Francia, cuatro en Alemania, Italia y China, tres en Suiza y dos en España, en breve cuatro, ya que además de la del centro de la capital estudian instalar otra en la plaza de Cataluña o el paseo de Gracia en Barcelona.