Rivera: "No somos el 'Tea Party' español"

El líder de Ciutadans cree que "el debate de los toros fue hipócrita e identitario".- Dice que el catalán es usado como un instrumento político

CAMILO S. BAQUERO Barcelona 24 NOV 2010 - 11:46 CET

La mayoría de los ciudadanos ubican a Ciutadans (C's) en la derecha del espectro ideológico. Sin embargo, el partido liderado por Albert Rivera, reconocido por su defensa del castellano en Cataluña, se autodefine en otro sitio. "C's es un partido progresista y constitucionalista, no somos el Tea Party español. Ya tenemos partido, ideología y simpatizantes". Rivera ha recordado que "España sufrió 40 años de nacionalismo español. A todo aquel que cuestionaba los atropellos lingüísticos o de libertades del régimen se le ponía la etiqueta de anti español. Ahora, en democracia, a los que criticamos los excesos del nacionalismo catalán, las imposiciones nos pretenden poner la etiqueta de anti catalán".

El número uno de la lista de Ciutadans por Barcelona ha charlado este miércoles con los lectores de EL PAÍS, que le han preguntado, entre otros temas, por el concierto económico para Cataluña que propone CiU. Según Rivera, que rechaza la propuesta, "somos partidarios de hecho de que se derogue el régimen del concierto vasco y navarro progresivamente para tener una caja común en toda España. Estamos en contra de los privilegios fiscales y/o territoriales".

Rivera, que también fue protagonista del debate de los toros, ha explicado que "el debate de los toros fue hipócrita e identitario" y ha dicho que su partido son "partidarios de que sean los ciudadanos los que decidan ir o no a los toros, no los poderes públicos los que los prohíban". El líder de C's ha resaltado que "los correbous se blindaron y los partidos que votaron supuestamente por el maltrato animal incumplen en buna parte de las perreras municipales, por ejemplo, la ley de protección animal".

En las pasadas elecciones, C's obtuvo tres escaños en el Parlament. Su objetivo es llegar a cinco, para poder tener un grupo propio. Una de sus propuestas para lograrlo es el cambio del modelo educativo para la escuela pública, en el que propone terminar con la inmersión lingüística, Rivera ha sugerido uno trilingüe: 40 % en catalán, 40 % en castellano y 20 % en inglés. El candidato cree que es un sistema "más moderno, más equilibrado entre lenguas oficiales y que a la vez garantiza el uso del catalán como lengua vehicular. Y que no implica ninguna separación".

El incidente que enfrentó a Artur Mas y a Albert Rivera en el pasado debate tampoco ha pasado desapercibido por los lectores. Mas le llamó maleducado y le ha reñido por hablar en castellano. "Me parecen una falta de respeto por todos los ciudadanos castellanoparlantes, que son en buena medida los que le pagan el sueldo al señor Mas, a mi, y también pagan la televisión pública", ha respondido el candidato de C's.

Otras noticias

Albert Rivera, líder de Ciutadans, en la sede de EL PAÍS en Barcelona. / C. B.

Últimas noticias

Ver todo el día

Miles de juristas denuncian en Internet la lentitud de la justicia

Abogados, jueces y fiscales exhiben en Twitter citaciones judiciales para 2019

La espiral del miedo se rompió en Grecia

El autor sostiene que no sólo es perverso que el empobrecimiento de las personas, muchas a niveles de miseria, sea necesario para que funcionen los mercados y sus beneficiarios, sino que es falso

El PNV cree prioritario recuperar la alcaldía de San Sebastián

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar atribuye a Bildu que San Sebastián sea una ciudad "parada"

EL PAÍS RECOMIENDA

“En EE UU se ve Cuba como una burbuja romántica”

Pablo de Llano Cartagena de Indias

Jon Lee Anderson analiza la nueva relación entre ambos países

Rayos cósmicos para desmantelar Fukushima

Japón usa esta tecnología para radiografiar los reactores dañados

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana