Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La viñeta del Rey con un oso borracho, "despiadada" pero "admisible en democracia"

Se publica la sentencia que absuelve a los autores de la caricatura de don Juan Carlos con el 'oso Mitrofán'

El juez central de lo Penal de la Audiencia Nacional José María Vázquez Honrubia cree que el artículo y la viñeta publicados en Gara y Deia donde se parodiaba la muerte del llamado oso Mitrofán, en estado ebrio, en una cacería en la que había participado el rey Juan Carlos en Rusia, es una crítica "despiadada" pero no busca insultar al monarca y es "absolutamente admisible en una sociedad democrática".

Así lo subraya en la sentencia en la que absuelve a José Antonio Rodríguez González, Javier Luis Ripa Jiménez y Nicolás Juan Lococo Cobo del delito de injurias graves al Rey del que les acusaba el fiscal -pedía para los tres multas de 10.950 euros- y cuyo fallo dio a conocer tras la celebración del juicio el pasado 17 de diciembre.

Para Vázquez Honrubia, el objeto final del artículo no era el de insultar a la Corona aunque reconoce que supone una "crítica acerba y quizá excesiva" por el empleo de ciertos términos y "expresiones ambivalentes". "No se descubre que la motivación última, el núcleo motivador de la acción, sea injuriar al Rey, sino la crítica, si se quiere feroz y despiadada por el tema de la caza, a la institución monárquica", destaca. Como ya avanzó el magistrado al comunicar de viva voz el fallo, la sentencia recuerda que los procesados "habían estado muy cerca de traspasar la delgada línea entre la sátira y la difamación" que establece la libertad de expresión.

Vázquez Honrubia enmarca la caricatura dentro de la crítica a un personaje público, como el monarca, que por las circunstancias del caso (una cacería) se encontraba fuera del ámbito estricto de su privacidad y por ello, añade, existe una "duda razonable" de que la intención de sus autores fuera la de injuriar a la Monarquía.

La personalidad de los autores

La vista oral sobre el caso del oso Mitrofán celebrada el pasado 17 de diciembre estuvo marcada por el tono de humor con el que se defendieron los acusados, especialmente por parte del Lococo, cuyas explicaciones provocaron la risas en la sala y en parte del tribunal.

De hecho, en la sentencia hecha pública hoy, el juez Vázquez Honrubia señala que, en el caso de Lococo, "hay que enlazar el contenido del artículo con la personalidad del autor" y destaca que el acusado mantuvo durante la vista oral "un discurso estructuralmente delirante". En efecto, durante el juicio, Lococo se proclamó oso y se describió antimonárquico tanto por la matanza de niños realizada por el rey Herodes como al descubrir la falsedad de los Reyes Magos.

De Rodríguez González y Ripa Jiménez, artífices de la fotocomposición que apareció en la misma fecha en un suplemento satírico de Deia y en la que se hacían eco de la presunta ingesta de alcohol por parte del oso cazado por el Rey, indica que resultaron "plenamente lúcidos y coherentes" en sus manifestaciones.