Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comisión de Caja Madrid considera "ajustada a derecho" la situación de Blesa

Aguirre se niega a responder sobre el presidente de la entidad tras la ejecutiva del PP.- Cospedal: "No hay absolutamente ninguna fricción en el PP"

La Comisión de Control de Caja Madrid -en la que están representados desde partidos a sindicatos y en la que el PP está en minoría- ha ratificado por unanimidad que "la situación jurídica de la Presidencia" de la entidad, ocupada por Miguel Blesa, "está perfectamente ajustada a derecho". Sus 13 miembros han apoyado la gestión de Blesa y ninguno ha pedido realizar informe jurídico alguno sobre el proceso electoral de la entidad ni sobre la situación de Blesa, "que se encuentra en total legalidad". La reunión de la comisión, de carácter ordinario, se ha celebrado en medio de una fuerte polémica acerca de un supuesto informe jurídico en el que se considera que Blesa ha superado el plazo límite como presidente de Caja Madrid, un documento fantasma que fuentes de la entidad aseguran que "nadie ha visto". Tras las maniobras para relevar a Blesa, que cuenta con el apoyo de Mariano Rajoy y de Alberto Ruiz-Gallardón, está Esperanza Aguirre, que hoy no ha querido hablar del asunto.

Las mismas fuentes de la entidad han asegurado que el proceso electoral en la entidad "se desarrollará en los plazos previstos" en 2009, "como marcan los Estatutos de la Comunidad de Madrid y la Ley de Comunidad Autónoma de Madrid de 2003". Fuentes próximas al Consejo de Administración de la entidad han manifestado que "este lío" es una "absoluta irresponsabilidad que han decidido montar algunos" y que sólo sirve para perjudicar a la caja en un entorno económico y financiero complicado. Horas antes, Esperanza Aguirre no ha querido hacer declaraciones sobre sus maniobras para sustituir a Blesa. Según fuentes del PP, Mariano Rajoy ha intervenido en apoyo a la continuidad de Blesa con el respaldo del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, que fue quien le propuso cuando presidía la Comunidad de Madrid. Aguirre reunía esta mañana el comité ejecutivo del PP, el primero tras el congreso del pasado fin de semana en el que resultó reelegida por cinco puntos más que hace cuatro años.

¿Puede seguir Blesa?

Con esta excusa, que estaba en la sede del PP madrileño en un acto de partido y como presidenta del partido y no en la sede de la Comunidad de Madrid como presidenta de Madrid, se ha negado una y otra vez a hablar de Blesa. "Sobre esos asuntos, no voy a contestar", ha sentenciado. La presidenta no ha querido ni responder sobre su enfrentamiento con Rajoy ni si su candidato al puesto es Manuel Pizarro. Desde Génova, María Dolores de Cospedal ha insistido en mantener que no hay ninguna lucha interna por el control de Caja Madrid: "No hay absolutamente ninguna fricción y lo más importante es que se garanticen los intereses en la caja". "No hay ningún tipo de ni de bandos distintos ni de apoyos distintos en el Partido Popular, se lo puedo asegurar", ha agregado la número dos de Rajoy.

Según informa este periódico, el lunes pasado, durante el último Consejo de Administración, uno de los consejeros más afines a Aguirre, Estanislao Rodríguez Ponga, que ocupa una vicepresidencia, planteó la necesidad de encargar nuevos estudios para aclarar si el actual presidente de Caja Madrid puede continuar en el cargo. Ponga se basó en la existencia de un supuesto informe jurídico que considera improrrogable el mandato de Blesa. Fuentes de la caja han subrayado que Blesa, que en septiembre cumplió 12 años de mandato -al que llegó avalado por José María Aznar-, cuenta con el "total apoyo" por parte del Consejo de Administración y que en la reunión del lunes se decidió que no se tratará la renovación hasta el próximo año.

La caja de ahorros tiene previsto celebrar elecciones en la primavera de 2009 para renovar la parte de la Asamblea y el consejo que representa a los ayuntamientos, la Comunidad de Madrid y las entidades representativas. Blesa renovó su cargo por primera vez en 2000 y volvió a ser elegido en 2003. Ese mismo año entró en vigor al Ley que regula las cajas de ahorros de Madrid, que extendía el plazo del mandato de los consejeros generales y vocales del consejo de cuatro a seis años, prorrogable por otros seis. En una disposición transitoria la norma establece que los consejeros generales y vocales del consejo que ya hubieran cumplido el periodo máximo de 12 años o lo cumplieran durante el periodo electoral 2003 "podrán permanecer en el cargo durante tal mandato y uno más si resultaren elegidos por la representación que ostenten".

Unos defienden que esta disposición puso en 2003 "el contador a cero", por lo que Blesa podría permanecer en el cargo hasta 2015 en el caso de que saliera reelegido en 2009, mientras que otros esgrimen el supuesto informe para concluir que Blesa lleva ya 12 años al frente de la entidad. Ante la disparidad de opiniones, la comisión de control de Caja Madrid re reúne hoy para decidir si encarga que se elabore un informe sobre este tema.

De la pelea, "no opino"

Preguntado esta mañana por el supuesto enfrentamiento entre Rajoy y Aguirre por la renovación de Miguel Blesa, José María Fidalgo ha señalado que CC OO apoya a Blesa porque apuesta "por la estabilidad y el éxito de instituciones financieras". En cuanto a la "presunta pelea, no opino", ha añadido. El que sí ha hablado de la pelea es el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM-PSOE), Tomás Gómez, que ha denunciado Caja Madrid está afectada por una nueva batalla interna en el PP. "Esto es la guerra del PP que llevan a todas las instituciones y todos los ámbitos. Hoy la estamos viviendo en el seno de Caja Madrid; una guerra entre Rajoy y Ruiz-Gallardón frente a Esperanza Aguirre por quién tiene que ser quien dirija la entidad", ha afirmado el líder de los socialistas madrileños.

Por su parte, el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario de IU en la Asamblea de Madrid, Miguel Reneses, ha reclamado al Gobierno regional que "actúe con responsabilidad política y económica y que no convierta Caja Madrid en campo de batalla de las luchas internas del PP". "En el contexto actual de crisis económica y de inestabilidad financiera es muy grave que se plantean aventuras políticas que puedan poner en peligro la estabilidad de una institución tan importante como Caja Madrid", ha señalado Reneses, quien ha destacado que "IU siempre ha defendido el carácter social de una institución como Caja Madrid, más importante que nunca en un momento de crisis económica como el actual".

La "tercera modernización"

En su cita con los medios, Aguirre ha calificado de "éxito" el congreso del pasado fin de semana y ha vaticinado que sus ponencias supondrán "la tercera ola de modernización" de España. Según la presidenta, "la primera modernización" la protagonizaron "los ayuntamientos del PP en los años 90", la segunda, "los gobiernos de Aznar con sus políticas desregularizadoras y liberacionistas" y la tercera, la que lanza ahora Aguirre y los miembros del PP de Madrid. Eso sí, Aguirre ha admitido que en estas olas de modernización de la economía española han contribuido "las medidas tomadas por Felipe González y Miguel Boyer".

A favor del alquiler

la presidenta también ha anunciado que va a pedir al PP que en el Congreso y el Senado pidan la modificación de dos leyes, la Ley de Arrendamientos Urbanos y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de desahucios. A juicio de Aguirre, los contratos de alquiler actuales, de cinco años según marca la ley, impiden a muchos jóvenes emanciparse. Acortando los plazos, se lograría aumentar los alquileres y las viviendas en alquiler.

Más información