Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cerca de 250 personas se concentran en la sede del PP contra Mariano Rajoy

Los manifestantes piden la vuelta de San Gil y cargan contra Ruiz Gallardón.- "Es abrir la caja de Pandora", asegura Arístegui

La pugna por el poder en el PP se ha trasladado a las bases del partido. Alrededor de 250 personas se han concentrado en la sede nacional del PP, en la calle Génova, profiriendo gritos de apoyo a la presidenta del PP vasco, María San Gil, y pidiendo la dimisión de Mariano Rajoy, a la vez que han dejado oír voces contra el alcalde de Madrid, Alberto-Ruiz Gallardón.

Bajo la lluvia y con la presencia de la Policía Nacional, los manifestantes, todos afiliados y simpatizantes del PP, han llegado a la puerta de la sede del partido para criticar con dureza a su presidente, al que acusan de traicionar los principios fundamentales del partido. "Rajoy vete con tu Chikilicuatre", "Devuélveme mi voto" o "Vete ya" son algunos de los mensajes que se han podido ver en pancartas de los concentrados. "Rajoy ha traicionado mi voto", ha dicho una afiliada al PP. "No tiene legitimidad para hacer lo que está haciendo. San Gil tiene que regresar", ha dicho otro simpatizante veterano del PP.

Los pitos y abucheos también han ido a parar al alcalde Madrid, que ha llegado poco después del mediodía para participar en el Foro de Diálogo de los Gobiernos Locales junto a Rajoy. "Cobarde, traidor y asesino" o "Da la cara" gritaban muchos de los congregados contra Gallardón.

Los manifestantes han mostrado su respaldo a María San Gil con pancartas y cánticos. "Que se vaya, que se vaya Mariano, que se vaya, se vaya y que venga María San Gil". Ha sido la frase más repetida por las personas concentradas, que han pedido la vuelta de la dirigente vasca a la arena política.

Varias personas han esperado en el aparcamiento de la sede a la salida de los coches del líder del PP y el alcalde. Algunas han increpado a la portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, cuando abandonaba Génova.

A través de SMS

La concentración llega después del envío de mensajes SMS a los teléfonos móviles de militantes, que para el portavoz de Exteriores del Grupo Popular en el Congreso, Gustavo de Arístegui, suponen "abrir la caja de Pandora de la confrontación en la calle". Arístegui también ha señalado: "Me parece una profunda irresponsabilidad por parte de los que convocaron la primera y todavía peor por parte de los que convocaron la segunda. No se puede dar este espectáculo lamentable ante la sociedad española".

Los afiliados del PP recibieron durante el día de ayer dos mensajes de móvil. El primero de ellos situaba para hoy a las 12 del mediodía una concentración ante la sede de Génova para respaldar María San Gil. Pero posteriormente comenzó a circular como contraconvocatoria el mismo SMS pero con el nombre cambiado. Donde antes ponía María San Gil aparecía Mariano Rajoy: "Mañana a las 12 horas en Génova, 13, concentración en apoyo de Mariano Rajoy. Acude y difúndelo".

El pasado fin de semana, durante la inauguración en Madrid de un monumento a las victimas de un atentado terrorista en ocurrido en 1986, la división entre simpatizantes del PP quedó patente. El alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, recibió abucheos de varios de los asistentes. La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, fue en cambio vitoreada y el presidente del Foro de Ermua, Iñaki Ezquerra, se refirió a ella como la lehendakari Aguirre. "Ojalá la tuviéramos en el País Vasco", afirmó Ezquerra.