Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez impone una multa de 3.000 euros a cada uno de los dos autores de la caricatura de los Príncipes

Los ilustradores han sido declarados culpables del delito de injurias al Príncipe Heredero.-El abogado defensor ha dicho que recurrirá el fallo

Los dos autores de la caricatura de los Príncipes de Asturias que provocó el secuestro de la revista satírica "El Jueves", Manel Fontdevila y Guillermo Torres, han sido declarados culpables del delito de injurias al Príncipe Heredero, previsto en el artículo 491.1 del Código Penal, por el juez José María Vázquez Honrubia, quien ha condenado a cada uno de los caricaturistas a pagar una multa de 3.000 euros (10 meses de multa a razón de 20 euros al día).

El juez, que ha adelantado el fallo al final de la vista oral que se ha celebrado hoy, ha considerado que tanto el dibujo como el texto de la viñeta realizada por el dibujante Guillermo Torres y el guionista Manel Fontdevilla son "objetivamente injuriosos".

La sentencia del magistrado rebaja la cuantía de la multa solicitada por el fiscal de la causa, Miguel Ángel Carvallo, que había pedido 6.000 euros para cada uno de ellos. Al término de la vista, el abogado de la defensa ha manifestado que recuirrirá el fallo mientras que el fiscal se ha reservado el derecho a recurrir la sentencia.

El juicio ha sido suspendido nada más inciarse al plantear la defensa un presunto fallo en la instrucción del sumario que ha sido examinado por el juez. En caso de que este fallo se hubiese tenido en cuenta, tendría que haberse repetido la instrucción. Sin embargo, tras el examen del juez el juicio se ha reanudado.

Antes de entrar el la sala, los ilustradores se han dirigido a la prensa: "No tendríamos que estar aquí por esta tontería". "Son cosas que volveremos a hacer y que, de hecho, hemos hecho ya", ha asegurado el guionista Manel Fontdevila, que ha añadido que no entienden este juicio y ha dicho que "hasta que no lo entendamos seguiremos como hasta ahora".

El dibujante Guillermo Torres ha indicado, por su parte, que no cree que este caso sea un "por qué no te callas judicial", puesto que piensa que "es una cosa bastante más meditada que lo del Rey".

La acusación y el secuestro de la publicación

Los dos acusados elaboraron una polémica portada, por encargo del director de la revista, publicada el pasado 20 de julio con motivo del anuncio del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de otorgar una subvención de 2.500 euros para cada familia con residencia legal en España por cada hijo que nazca. Según el escrito de calificación provisional de la Fiscalía, los dos autores, "actuando de común acuerdo", realizaron una portada en la que aparecen "caricatrizados, desnudos, pero perfectamente identificables" el príncipe Felipe y la princesa Letizia "en una explícita postura sexual".

Dicha portada llevaba por titular "¡Se nota que vienen las elecciones, ZP! 2.500 euros por niño" y, acompañando a la citada caricatura, se atribuía al príncipe la expresión: "¿Te das cuenta? si te quedas preñada... ¡Esto va a ser lo más parecido a trabajar que he hecho en mi vida!".

La Fiscalía consideró en su día que la ilustración era "claramente denigrante y objetivamente infamante por el dibujo", y que además resultaba "plenamente atentatoria" contra su "honorabilidad" a causa de las expresiones atribuidas al Príncipe.

Tras la denuncia efectuada por el Ministerio Fiscal coincidiendo con la publicación de esta portada, el juez Juan del Olmo acordó el secuestro de la publicación y de su molde. La revista fue retirada por la Policía de los kioskos en toda España.

"Nosotros trabajamos haciendo dibujos y el juez haciendo de juez, y entre todos levantamos España"

Tras estos acontecimientos, Guillermo Torres y Manel Fontdevila declararon en su comparecencia ante Del Olmo, en julio, que nunca tuvieron la intención de ofender y que eligieron a esta pareja por considerarla "representativa de la sociedad española".

Su objetivo era hacer un chiste sobre la ayuda de los 2.500 euros y reconocieron que la pareja caricaturizada fue elegida sin valorar más opciones por considerarla "representativa" de la sociedad española. "Nosotros trabajamos haciendo dibujos y el juez haciendo de juez, y entre todos levantamos España", comentó entonces Fontdevila.