Un depredador rápido y muy voraz con dientes de sierra

El Ayuntamiento de Alicante sospecha que la niña de siete años herida ayer en la playa de San Juan fue víctima de un pez golfar

El Ayuntamiento de Alicante sospecha que el pez que ayer mordió a una niña de siete años en la playa de San Juan es un golfar, un animal potente y feroz dotado con una gran boca y unas mandíbulas repletas de dientes en forma de sierra. Puede alcanzar hasta un metro y medio de longitud, y llega a pesar más de 12 kilos.

El golfar recibe distintos nombres según la zona de la costa mediterránea española: en Barcelona se le llama lliri o titolero; en Cádiz y Huelva, chova; en Las Palmas, rey; y en Valencia, anjova o tallahams.

Se trata de un pez de la familia Pomatomidae, que está presente en el océano Atlántico, desde la isla portuguesa de Madeira hasta Sudáfrica; en el Mediterráneo y en mares tropicales y subtropicales de todo el mundo.

Por lo general suele medir 60 centímetros, y está lleno de pequeñas escamas muy apreciables que cubren incluso su cabeza, la base de las aletas y la garganta. Su gran boca cuenta con una mandíbula superior de 15 o 16 dientes y una inferior de 18 a 20, todos ellos acerados y triangulares, dispuestos en forma de sierra.

Es un depredador rápido y muy voraz, de actividad principalmente diurna, que vive en alta mar y que suele acercarse a la costa, sobre todo en verano para alimentarse de peces, de tamaño incluso superior al suyo.

Los expertos del Ayuntamiento alicantino creen que el pez, al notar la espuma producida por el movimiento de la niña en el agua, pudo confundirla con una de sus presas y morderla.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana