Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Diputadas de PSOE e IU abandonan el Congreso tras aludir Zaplana al "disfraz" de De la Vega en Mozambique

La vicepresidenta del Gobierno replica que prefiere sus fotos en Kenia y Mozambique a las de las Azores

Las parlamentarias del PSOE e IU han abandonado hoy la sesión de control del Congreso tras un comentario "machista" del portavoz del PP, Eduardo Zaplana, que ha acusado a la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, de "disfrazarse de vez en cuando" en referencia a su reciente viaje a Kenia y Mozambique, en el que lució vestimentas típicas africanas.

Al formular una pregunta en la sesión de control al Gobierno, Zaplana ha pedido que la vicepresidenta "tan aficionada a disfrazarse", que algún día se disfrace de lo que exige su cargo. El presidente de la Cámara, Manuel Marín, ha tenido palabras de reprobación para el portavoz popular, quien ha sido jaleado desde los bancos del PP.

En su turno de réplica, De la Vega le ha respondido que se sintió "muy honrada" de compartir con mujeres africanas el Día Internacional de la Mujer. Además, la vicepresidenta ha añadido que prefiere sus fotos en Mozambique a la de las Azores, en alusión a la reunión que mantuvo el ex presidente José María Aznar con Bush y Blair en el archipiélago portugués y en la que se decidió la invasión de Irak.

De la Vega ha añadido que cree que la mayoría de los ciudadanos están con ella en esa apreciación, afirmación que ha arrancado los aplausos de sus compañeros socialistas pestos en pie y ientras regresaban al hemiciclo las diputadas del PSOE. Su intervención la ha concluido dudando de los motivos de la intervención de Zaplana: "no sé si es un problema de ignorancia, que sería inexcusable, de maledicencia, que sería intolerable, o de machismo detestable".

Pero la polémica no ha terminado con la intervención de Zaplana. El diputado del PP Vicente Martínez Pujalte ha aprovechado una pregunta posterior al vicepresidente económico, Pedro Solbes, para asegurar que le hubiera gustado preguntar por el coste del reportaje de las ministras en la revista Vogue.

El presidente del Congreso, Manuel Marín, ha tenido que llamarle nuevamente la atención, pidiéndole que no siguiera por ese camino para evitar que la sesión acabara en "un espectáculo". Minutos después, en los pasillos del Congreso, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha respondido con un lacónico "sobran las palabras" a los periodistas que han querido recabar su opinión sobre el incidente.