ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 12 de diciembre de 2011
Necrológica:

Stephen Franckevich, el trompetista que eligió España

Pasó seis años en Madrid y sirvió de ejemplo para otros músicos de jazz

Archivado en:

Stephen Franckevich vino a España cuando nadie venía. Y aquí se quedó. Durante siete años, el trompetista, compositor y cantante, fue la imagen en la que se reflejaron no pocas de las actuales figuras de nuestro jazz. Su muerte tuvo lugar el pasado 28 de noviembre, en la localidad de Beaufort en Carolina del Norte, a consecuencia de un cáncer.

Stephen William Franckevich (de nombre artístico Stephen Quorum Franckevich) nació en Yonkers, Nueva York, el 7 de enero de 1954. En 1961 comenzó sus estudios de trompeta. Unos años más tarde, actuaba con la orquesta de la Wilmington School of Music, bajo la dirección de Herbie Hancock.

Durante los primeros años setenta, Franckevich se ganó una reputación de músico seguro y fiable, una perita en dulce para los directores de orquesta, que se lo disputaban; de Frank Foster a Jimmy Dorsey y Lionel Hampton. En 1974, entró a formar parte de la Mahavishnu Orchestra, junto a John Mclaughlin y Jean-Luc Ponty. Franckevich tendría la oportunidad de visitar los principales festivales del orbe jazzístico: Montreux, Northsea (La Haya), Kool Jazz Festival (Nueva York)...

Tras una breve experiencia junto a Blood, Sweat & Tears, el trompetista se instaló en Suecia, primero, y Holanda, después, países en los que desarrolló una intensa y fructífera carrera musical, incluyendo la fundación de la orquesta Salsa Moderna, en Ámsterdam. En 1983, fijó su residencia en Palma de Mallorca.

La llegada de Stephen Franckevich a Madrid, al año siguiente, fue un revulsivo para la naciente comunidad capitalina del jazz. Más cuando el trompetista no dejó de aprovechar la menor ocasión de subirse a un escenario, ya pudiera ser el del Café Central, del que fue asiduo, como cualquier otro. Durante los seis años en que permaneció en Madrid, Franckevich tocó junto a Miguel Ríos, Ana Belén y Víctor Manuel, Alaska, Nacha Pop, Joaquín Sabina, Serrat, Tony Bennett o Liza Minelli (entre los jazzistas, Miguel Ángel Chastang, Pedro Ruy-Blas, Andreas Prittiwitz o Joshua Edelman). Su paso por nuestro país no estuvo exento de polémica, con motivo de la huelga planteada por los músicos de jazz en Madrid reclamando un aumento en la retribución por parte de los dueños de los clubes, que el trompetista no secundó.

De vuelta a Estados Unidos, Franckevich retomó su carrera como músico de orquesta junto a Gil Evans y la Mingus Band. Aún regresaría a España en, al menos, tres ocasiones. Las dos primeras, para tocar en el Café Central, y la última, este mismo año, con ocasión del concierto que se celebró en su honor, en Palma de Mallorca. Su organizador, el pianista Joshua Edelman, recuerda: "Fue un concierto multitudinario y muy emocionante. Nada más llegar a Mallorca le robaron sus trompetas en el aeropuerto y tuvo que tocar con una prestada. Vino un montón de gente desde Estados Unidos, Holanda, Suecia y varias ciudades españolas. Stephen tocó con una energía impropia de una persona que ya había sufrido tres operaciones importantes y estaba sometido a fuertes sesiones de quimioterapia".

Stephen Franckevich.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana