ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

martes, 22 de noviembre de 2011

Santiago pierde su vieja feria de ganado

Compostela se queda sin un histórico y rentable mercado por su marcha a Silleda

Archivado en:

El anuncio por parte del Ayuntamiento de Santiago de trasladar la feria de ganado a las instalaciones de la Semana Verde de Silleda antes de 2012 ha despertado las quejas y protestas por parte de los usuarios del conocido como mercado de Amio. Los ganaderos que semanalmente acuden a la feria no comprenden cómo desde el Ayuntamiento compostelano no se ofrece una mayor resistencia ante el hecho de que una actividad con 120 años de historia y que mueve más de un millón de euros semanales abandone la ciudad con el beneplácito del alcalde de la capital gallega, Gerardo Conde Roa.

Tras conocerse esta decisión por boca del regidor compostelano y el conselleiro de Presidencia y a su vez presidente de la Fundación Semana Verde, Alfonso Rueda, los usuarios no tardaron en apuntar a que detrás del traslado se esconden realmente "razones de tipo político". "Rueda busca maquillar su mala gestión al frente de la fundación beneficiándose de los ingresos que genera la feria de Santiago", denuncia Lois Calvelo, uno de los portavoces de la Plataforma Cidadá pola Defensa do Mercado de Amio.

El recinto santiagués generó en 2010 más de 49 millones de euros

Los tratantes ven "motivos políticos" en la decisión del Ayuntamiento

La Semana Verde lleva tiempo atravesando problemas económicos que desembocaron el pasado mes de septiembre en el despido de nueve empleados y el anuncio de un ERE para el resto de la plantilla. Además, la fundación presidida por Rueda registró en 2010 unas pérdidas de más de 1,8 millones de euros. El mercado de Amio está considerado como uno de los más rentables de toda España y es el que más movimiento económico generó en 2010, con un volumen de negocio superior a los 49 millones de euros. Se calcula que la feria mueve semanalmente más de 50.000 euros en actividades complementarias y aporta al consistorio gallego unos 100.000 euros al año en concepto de tasas.

"No es comprensible que por parte del Ayuntamiento se renuncie voluntariamente a un negocio de estas características en tiempos de crisis", señala el portavoz del BNG en Santiago, Rubén Cela, al tiempo que recuerda cómo en 2008 fue el mismo Conde Roa el que manifestó en persona a los ganaderos su oposición ante un hipotético traslado cuando el actual alcalde se encontraba en la oposición.

La principal razón que esgrime el Ayuntamiento compostelano es la necesidad de dedicar las instalaciones de Amio a acoger ferias y congresos que, afirma, no serían compatibles con el desarrollo de las actividades ganaderas. En este sentido, los tratantes recuerdan que el recinto ferial alberga todos los años diferentes exposiciones y actos al margen de su actividad como mercado de ganado y subrayan que Santiago ya cuenta con instalaciones habilitadas para acoger eventos de estas características tales como el Palacio de Congresos, el Auditorio o la propia Cidade da Cultura.

Otro de los motivos que apunta el Ayuntamiento para la mudanza a Silleda es la necesidad de llevar a cabo varias reformas para aclimatar el recinto ferial después de recibir diferentes denuncias por parte de asociaciones ecologistas que alertaban del mal estado en el que se encuentran las instalaciones. "Desde el punto de vista veterinario la Xunta podría cerrar el recinto en cualquier momento", advierte la concejala de Mercados, Reyes Leis. Los ganaderos replican que actualmente se están practicando mejoras para acondicionar el recinto y alegan que la tardanza a la hora de iniciar estos trabajos se debe a que la empresa concesionaria acaba de asumir la gestión del mercado de Amio.

Desde la Asociación Galega de Empresarios de Gando, su portavoz, Marisol López, recuerda que en las infraestructuras de la Semana Verde también se deberían acometer reformas "que serían mucho más costosas y tendrían que correr a cargo de todos los gallegos al usar dinero proveniente de fondos públicos". "No se trata de una cuestión de localismo, los usuarios tenemos unas facilidades en las instalaciones de Santiago que están muy lejos de darse en Silleda", sentencia López.

Además, el Ayuntamiento alerta de que la feria se celebra cerca del que será el futuro polígono residencial de A Pulleira, mientras que el PXOM de Amio recoge que el ganado no puede situarse en las inmediaciones de las viviendas. A este respecto, los defensores del mercado se escudan alegando que esto "no es una excusa", ya que dudan de la próxima ejecución de las obras en dicho polígono después de que "la propia concejala de Urbanismo asegurara que no tenía sentido seguir construyendo más casas en el área de la ciudad".

Ante la insistencia de trasladar el mercado a Silleda, los ganaderos le han manifestado al alcalde de la Santiago la posibilidad de asumir ellos mismos la gestión de recinto. La actual empresa gestora, Monbus, cuenta con una concesión vigente para continuar al mando de la feria por 12 años. No obstante, sobre la empresa que dirige Raúl López pesa un expediente sancionador abierto por parte del Ayuntamiento por incumplir sus compromisos de conservación y por mantener una deuda con Raxoi de más de 200.000 euros por el impago del canon de los dos últimos años. La empresa alega que esa deuda pertenece a la anterior concesionaria.

A pesar de que Conde Roa ha subrayado su disposición a estudiar la propuesta de los ganaderos, estos denuncian que no se les han facilitado los informes de los gastos y deudas de Amio para estudiar si podrían hacerse cargo de la gestión. Desde el Ayuntamiento aseguran que, en caso de que los tratantes tomen las riendas del recinto ferial, debe ser "con todas las consecuencias", asumiendo ellos mismos la deuda que mantiene la actual concesionaria y el gasto en reformas que tendría que llevar a cabo el mercado.

Lejos de acercarse, la relación entre los ganaderos y el Consistorio compostelano parece tensarse cada vez más. Desde la Plataforma Cidadá en Defensa do Mercado de Amio sostienen que continuarán realizando todo tipo de protestas para evitar el traslado de las instalaciones a Silleda.

En crisis permanente

La Fundación Semana Verde, que actualmente preside el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, sigue sin levantar cabeza después del rescate que la Xunta se vio forzada a realizar en 2008, cuando descabalgó a su veterano director, José Maril, tras una ruinosa gestión que duró dos décadas. Además de registrar unas pérdidas de más de 1,8 millones de euros en 2010, la entidad mantiene un contencioso con la empresa FCC que obliga a la Semana Verde a asumir una deuda de 4,5 millones de euros.

La fundación que preside Rueda está también inmersa en otro proceso judicial con la Diputación de Pontevedra en relación al impago de diferentes impuestos que ascienden a 1,4 millones. A los problemas derivados del impago de estas deudas se suma el ERE para los 28 trabajadores de la plantilla después de que en el pasado mes de septiembre otros nueve fueran despedidos.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana