Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente de la patronal madrileña coloca a la esposa de Ignacio González

Malestar entre empresarios de la región por el nombramiento

El presidente de los empresarios madrileños (CEIM), Arturo Fernández, creó en septiembre un puesto en el que colocó a la economista Lourdes Cavero, esposa del vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. Cobra por el desempeño de este trabajo 78.000 euros brutos al año. El nombramiento ha provocado malestar entre un sector de los empresarios, que critican la dependencia de Fernández del poder político de Esperanza Aguirre, que, aseguran, queda evidenciada con esta contratación.

Cavero compaginaba su puesto como responsable del área internacional en la Asociación Española de la Industria Eléctrica (ANESA), donde trabajó desde el año en que acabó su licenciatura en Ciencias Empresariales, con una vicepresidencia en la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), un cargo no remunerado. La economista dejó el puesto de ANESA en junio, según figura en su perfil profesional en Linkedin. Cavero es también presidenta y socia accionista de Subastas Segre, una empresa de subastas de arte.

En septiembre Cavero fue nombrada adjunta a la presidencia de CEIM, un cargo de nueva creación. Arturo Fernández lo justifica diciendo que Cavero cubre la vacante de Ana Cuevas, quien dejó en junio pasado el trabajo en la patronal para pasar a ser concejal de Economía y Hacienda en el Ayuntamiento de Tres Cantos con el Gobierno del Partido Popular. "Es público que la hemos contratado, se dijo en la junta directiva. Necesitábamos a alguien para suplir la vacante de Cuevas, y Cavero no trabajaba. Todo está muy claro. Es la primera persona que he contratado desde que soy presidente de CEIM [2007]", dijo ayer Fernández a EL PAÍS.

El nombramiento no ha sentado nada bien entre algunos empresarios que asisten a las juntas de la entidad. Un empresario arguye que el cargo de Cavero se trata de una figura que estatutariamente no existe. "Nos vende Fernández el nombramiento como si fuera una sustitución y nos dice que es el mismo sueldo, pero es un cargo diferente. ¿Para qué necesitas un adjunto a la dirección teniendo 19 vicepresidentes?", se pregunta este miembro de la junta. "Puede ser legal, pero no es ético. Ese es el sentir generalizado y en la junta se han pedido explicaciones", añade.

Para los empresarios consultados por este periódico, supone una pérdida de credibilidad colocar a familiares de los miembros del Gobierno de Esperanza Aguirre. "La CEIM se ha burocratizado y se ha entregado a la política", opina otro miembro descontento del Consejo. "Hace mucho que la independencia desapareció. No hay transparencia. Seguramente sea una buena profesional pero no tiene experiencia en el mundo de las patronales", incide. Señala que como él fueron varios los empresarios que no acudieron al pleno en el que se iba a plantear este nombramiento para no tener que aprobar el acta de la reunión. "Cuando hay recortes en todas partes, que nosotros nos permitamos el lujo de contratar a alguien así no me parece bien", añade un tercer empresario.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid destinó en 2008 a planes de formación para la CEIM un total de 14,2 millones de euros, según un informe reciente de la Cámara de Cuentas. Casi el doble de lo que correspondió a los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, que recibieron algo más de ocho millones cada uno.

"Alguien se forra"

PSOE e IU reaccionaron ayer a la noticia de que la mujer de Salvador Victoria, el consejero de Asuntos Sociales del Gobierno de Aguirre, fue colocada por el PP en una filial de Bankia a pesar de que ni su experiencia laboral ni su formación académica justifican su presencia en el mismo. "La credibilidad de Victoria es cero", dijo la portavoz adjunta del PSOE en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez.

La diputada regional recordó que hace unos días Victoria excusó su comparecencia en la Comisión de Asuntos Sociales de la Asamblea de Madrid -cargo por el que cobra su salario- para irse a denunciar la venta de camisetas verdes. "Aguirre no se equivocó cuando dijo que alguien se estaba forrando. Efectivamente, hay quien lo está haciendo y no es la marea verde".

El coordinador general de IU, Gregorio Gordo, apuntó que alguien como Victoria, responsable jurídico del PP, debe tener "más escrúpulos a la hora de favorecer tan descaradamente a sus familiares". "Espero que dé las explicaciones oportunas (ayer no lo hizo). El acceso a un puesto de trabajo en el PP tiene que ver más con el parentesco que con la formación de las personas".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de octubre de 2011

Más información