Crítica:Jonathan Wilson. GENTLE SPIRIT. Bella Union / Music As Usual | DISCO DE LA SEMANA

Espíritu flotante

Dueño de un estudio en Los Ángeles, Wilson se ha concedido el lujo de hacer un disco al estilo de la aristocracia hippy de 1970: lánguido, brumoso, solipsista, elástico. Huele al elitismo comunitario de CSN & Y, pero también hay ecos de Pink Floyd. Un combinado multigeneracional -de Barry Goldberg a Gary Louris- que viaja desde pasajes de folk pastoral a monólogos eléctricos (¡gran guitarra!). En letras, Jonathan se enfrenta a un dilema de conciencia: simplemente deleitarse ante la madre naturaleza o abandonar la horizontal para intervenir en el mundo circundante. De momento, cumple: en Gentle spirit se ralentiza el tiempo y se agudizan los sentidos. Para el próximo, oiga, urgen mejores canciones.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 2011