Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Recortes en la enseñanza

El misterioso destino de 80 millones de ahorro

Hay que apretarse el cinturón. El cambio en las instrucciones de inicio de curso que ha puesto en pie de guerra a los docentes -y que supone pasar de 18 a 20 horas lectivas en los centros públicos de secundaria, FP y Bachillerato- es un esfuerzo que la Comunidad de Madrid ha pedido a los docentes ante la gravedad de la crisis económica.

Así se lo explicó la presidenta Aguirre a todos los docentes afectados en una carta enviada personalmente a cada uno de ellos junto a la nómina de agosto, y en la que les informaba de que el ahorro de la medida asciende a 80 millones de euros.

"Pueden estar seguros de que ese esfuerzo no se les pediría si no fuera totalmente necesario, dada la situación crítica por la que atraviesa nuestro país", les decía la presidenta en su misiva. Esperanza Aguirre considera "indispensable" el ahorro de las Administraciones públicas y la reducción del nivel de gasto y endeudamiento, y ofrece la cifra que supone prescindir de profesores interinos a costa de aumentar la jornada de los funcionarios.

Habrá 3.000 interinos menos este curso, según los sindicatos. La Administración autónoma, que sigue sin dar cifras de la distribución de docentes fijos e interinos, señala que deben ser menos porque el año pasado solo había 1.700. Según la Consejería de Educación, el dinero ahorrado se dedicará "en parte" a incrementar las retribuciones de los tutores, los coordinadores de Tecnología de la Información y la Comunicación y los jefes de departamento, además de "no aplicar recortes en otras partidas esenciales para mantener la calidad de la enseñanza" o dedicar fondos a programas como el bilingüismo, nuevas escuelas infantiles o pizarras digitales.

La presidenta Aguirre se negó ayer a hacer el desglose de esas cantidades, y la Consejería de Educación tampoco ha ofrecido las cifras concretas que van a destinar a cada una de las partidas nombradas a preguntas reiteradas de este periódico. El aumento de las retribuciones de parte de la plantilla afectada, según explicó ayer la consejera Lucía Figar, se negociará hoy con los sindicatos en mesa sectorial.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de septiembre de 2011