Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Fotografía

El que dispara es Mariano Vitini

Los Centelles entregan la foto que hizo su padre a la familia del guardia de asalto parapetado sobre el caballo

Un guardia de asalto dispara su fusil parapetado tras una barricada de caballos muertos en un tiroteo en Barcelona el 19 de julio de 1936, apenas unas horas después del golpe militar que dará origen a la Guerra Civil. La imagen, tomada por Agustí Centelles, considerado como el Capa español, se convirtió en un icono de la contienda y fue portada de medios extranjeros como la revista Newsweek. El pie de foto no tenía nombre. Era "un hombre tras una barricada", "un defensor de la República...". Se llama Mariano Vitini. Y los hijos del fotógrafo, Sergi y Octavi, entregarán hoy, 75 años después, una copia de la foto a su hija y nietos en el mismo lugar donde fue tomada la imagen.

"Tanto a mi madre como a mi tía les hace mucha ilusión. La fotografía ha dado la vuelta al mundo como un icono de la Guerra Civil, pero nadie sabía que era mi abuelo. La habíamos visto en exposiciones, en libros, en prensa...", explica Ana Vitini, nieta del guardia de asalto. Ahora tendrán una copia del fotógrafo para su salón.

Mariano Vitini tenía, aquel 19 de julio de 1936, 28 años. Ya había conocido a María Luisa, pero no se casó con ella hasta casi 40 años después. "Mi abuela iba a divorciarse pero estalló la guerra y ya no pudo. Tuvo dos hijas con mi abuelo y no se casaron hasta mucho después. Todos sus nietos fueron a la boda", recuerda Ana Vitini. A él no le gustaba hablar de la guerra. "Siempre decía que le había costado dos hermanos". José y Luis Vitini fueron fusilados por el Régimen franquista en 1944 y 1945. El primero tenía 33 años y tras haber luchado en varios frentes en la Guerra Civil española combatió a los nazis en la Segunda Guerra Mundial. Tras liberar Francia regresó a España con la intención de participar también en la liberación de su país, pero fue detenido por organizar el asalto a una delegación de Falange en Madrid y fusilado en la prisión de Carabanchel. Luis tenía 21 años y quiso seguir a su hermano. También fue capturado tras asaltar una fábrica de cerveza para obtener fondos para armamento y fusilado tras un consejo de guerra en el Camp de la Bota. Ambos hermanos tienen una calle en París.

Los hijos de Agustí Centelles están intentando identificar a los personajes retratados en las fotografías de su padre. Hace poco lograron ponerle nombre a un brigadista negro, miembro del Batallón Lincoln que ayudó a los republicanos durante la Guerra Civil y que resultó ser un cubano al que apodaban Cuba Hermosa. "Mariano Vitini y mi padre, el fotógrafo y el fotografiado eran republicanos de corazón, estaban en el mismo bando", explica Octavi Centelles. "Al juntar a las dos familias estamos acercando también 1936 a 2011, convirtiendo un documento en una historia".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de julio de 2011