ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 30 de mayo de 2011

Ortega Cano lucha por su vida tras sufrir un grave accidente de coche

El torero iba a una velocidad indebida y chocó contra un vehículo cuyo conductor murió - Tras ser operado dos veces, está con respiración asistida

José Ortega Cano, de 57 años, se debate entre la vida y la muerte tras sufrir un accidente de coche en el que murió un hombre de 48 años, que conducía un turismo contra el que chocó de manera frontal el vehículo del torero. Sucedió la noche del sábado, en el kilómetro 28 de la carretera A-8006, una vía de la Sierra Norte sevillana que une la capital andaluza con la localidad de Castilblanco de los Arroyos, cerca de la finca La Yerbabuena, propiedad del diestro. Allí es donde reside con sus hijos, Fernando José y Gloria Camila, a los que adoptó cuando estaba casado con la cantante Rocío Jurado.

El torero fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Virgen Macarena de Sevilla, donde fue intervenido quirúrgicamente en dos ocasiones -en una de ellas estuvo seis horas y media en el quirófano-. Su estado según los médicos que le atienden es "muy grave".

Ortega Cano está siendo tratado por un equipo de cirujanos generales, cardiovasculares y traumatólogos, ya que sufre varias hemorragias y diversas fracturas. Las 48 horas próximas son claves. Está en la UCI y permanece bajo respiración asistida.

Varios miembros de su familia acudieron ayer al centro médico sevillano. Tanto los Ortega Cano como los Mohedano, hermanos de Rocío Jurado, mostraron su preocupación por el estado de salud del torero. "Tiene las dos piernas rotas, una con más fracturas que la otra, y mucho sangrado", ha declarado Amador Mohedano, su cuñado.

Según las primeras versiones, José Ortega Cano, que conducía un Mercedes 320 todoterreno, invadió el carril contrario y chocó contra un Seat Altea. El impacto fue de tal calibre que el motor del Seat salió por los aires y un tercer coche, un Citröen, que circulaba por la zona colisionó contra él.

Los servicios de Emergencias y la policía tardaron dos horas en poder sacar al torero de su coche al quedar totalmente destrozado. Testigos de lo sucedido aseguran que Ortega Cano, cuando fue trasladado al centro médico, se hallaba en estado "crítico" y se temía por su vida, ya que sufrió una fuerte hemorragia por la boca, producto de graves lesiones internas.

Hay una investigación abierta para determinar los motivos que pudieron provocar la maniobra de Ortega Cano. Según fuentes oficiales y tras la primera inspección ocular todo indica que la acusa del accidente fue un exceso de velocidad y que por ello invadió el carril contrario. El torero regresaba a La Yerbabuena tras dejar a su hija Gloria Camila en casa de una amiga. Se trata de una zona que él conoce muy bien, ya que está muy cerca de su casa y la recorre de manera habitual.

José Ortega Cano, de 57 años de edad, se retiró de los ruedos en 1998, aunque desde esa fecha ha protagonizado puntuales reapariciones. El año pasado anunció que no volvería a torear por problemas cardiacos. En los últimos años ha sufrido diversos problemas, tanto físicos como anímicos, que le han hecho pasar temporadas hospitalizado. Tras la muerte de su esposa, Rocío Jurado, reconoció haber sufrido una gran depresión que le llevó a beber demasiado. También tiene problemas de corazón que le han hecho entrar y salir de los hospitales con cierta frecuencia.

En las últimas semanas, las diferencias entre sus hermanos con la familia Mohedano, la de su mujer, le han causado muchos disgustos. Al parecer, Ortega Cano habría pedido a ambas partes una tregua en esta guerra televisada. "Me van a matar entre todos", parece que se quejó. Todas estas peleas han sido ampliamente difundidas por sus protagonistas en televisión en diversos programas del corazón.

En los últimos días, el torero se encontraba especialmente triste, ya que se acercaba el quinto aniversario de la muerte de Rocío Jurado, que se conmemora el próximo 1 de junio. En esta fecha el torero acude a Chipiona, donde está enterrada la cantante, para rendirle homenaje.

Desde que falleció Rocío Jurado, la vida de Ortega Cano no ha sido la misma. Se ha mostrado como una persona triste que no ha sabido sobreponerse a la falta de su esposa y tampoco emprender una nueva vida lejos de los toros.

En los últimos tiempos dedicaba su actividad profesional a intentar levantar su ganadería Yerbabuena y hacer rentable su finca, del mismo nombre. En ella ha levantado un complejo de hostelería en el que se celebran reuniones y bodas. La última fue la de su sobrina Rosario Mohedano hace un mes. Dicen que ese día a Ortega Cano se le vio feliz, como hacía mucho tiempo que no ocurría.

Arriba, Rocío Carrasco con su marido, Fidel Albiac, al llegar al hospital. Abajo, restos del coche en el lugar del accidente. / GTRESONLINE / EDUARDO ABAD (EFE)

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana