ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

domingo, 29 de mayo de 2011
COLUMNA

'Commuters'

'No hay alegría en el sector del libro. Caídas en el primer trimestre de este año, aunque no se sabe de cuántos dígitos. En el primer trimestre del año pasado fue de dos dígitos, aunque por poco. La Feria de Madrid ha perdido el patrocinio de Caja Madrid, Telefónica y la Fundación Mapfre, que en vista de la crisis se han ido con el patrocinio a otra parte.

Lo del libro digital parece uno de esos chistes de la buena y la mala noticia: la buena es que crece un 50% y la mala es que eso significa subir del 1% al 1,5%, que es como subir del sótano al entresuelo.

Los gobiernos autonómicos ya es que ni encargan esos volúmenes de autobombo en papel satinado y tapa dura, reconocidamente prescindibles, pero tan serviciales otrora para redondear las cuentas de las editoriales. Y menos mal, porque si los encargan seguro que no los pagan, en fin.

Con todo, el ISBN registró el año pasado 114.500 registros. Eso es un mazo de registros, eso es un registro por cada 400 españoles en edad de leer, como si se publicara un título en cada bloque de vecinos del país. Claro que no es lo mismo El sueño del celta que, digamos, Ortigas en flor, o Reaseguros en el sector catastral, consideraciones introductorias, pero lo cierto es que los modernos sistemas de edición permiten rentabilizar tiradas muy cortas.

Cada vez se editan más libros que cada vez venden menos ejemplares, lo que no necesariamente es malo: será así más probable que cada lector encuentre su título. Aunque al final van a ser los títulos los que tengan que encontrar a su lector, como los siete personajes de Pirandello.

Los que somos commuters, como llaman los ingleses a los pasajeros que se tiran una hora y media haciendo trasbordos, no entendemos muy bien las razones de la crisis del libro. Les juro que en el tren de cercanías Cercedilla-Guadalajara va leyendo hasta el revisor. Espero que el conductor no lo haga.

Quizá la palma se la lleven los periódicos gratuitos, que unos commuters van dejando en el asiento para los siguientes. Pero también se ven muchos libros, y por lo general bien gordos.

Por cierto que ya he perdido dos veces las gafas en el tren. Quizá sea yo el culpable de todo.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana