Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta pacta con los Franco la apertura del pazo de Meirás

La familia Franco abrirá dentro de "unas semanas" el pazo de Meirás al público. La Xunta de Galicia, gobernada por el PP, anunció ayer el acuerdo al que ha llegado con los parientes del dictador para organizar durante al menos cuatro días al mes visitas guiadas a la fortaleza ubicada en Sada (A Coruña), que fue comprada tras una supuesta cuestación popular en plena Guerra Civil para ser regalada al general.

El pacto con los Franco se ha alcanzado después de que el anterior Gobierno gallego, formado por PSOE y el BNG, impulsase la declaración del pazo como Bien de Interés Cultural, lo que por ley obliga a sus propietarios a abrirlo al público.

Después de aprobar ayer por la mañana el decreto que regula las visitas al pazo, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aclaró que el acuerdo al que ha llegado la Consejería de Cultura con la familia del dictador no incluye ninguna contraprestación económica. Sí admitió el presidente que la familia Franco había mostrado su preocupación por la seguridad del inmueble que la Xunta se compromete a garantizar.

Según explicó el presidente gallego, los recorridos guiados por la propiedad donde pasaba largas temporadas de verano y llegó a celebrar Consejos de Ministros el dictador, durarán una hora por cada grupo y se celebrarán "al menos" cuatro días al mes. "A partir de las próximas semanas se podrá visitar como el resto de bienes de interés culturales de la comunidad, con todas las garantías jurídicas y de seguridad para evitar el posible deterioro del pazo", señaló Feijóo.

Los herederos del general habían tratado de impedir la apertura de la propiedad a través de una batería de recursos judiciales que pretendían suspender cautelarmente la declaración de edificio protegido. Tanto el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia como el Supremo rechazaron esa suspensión, aunque el procedimiento judicial sigue abierto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de marzo de 2011