Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez pide al alcalde de Torrevieja que documente cómo pagó su finca

El alcalde de Torrevieja, Pedro Ángel Hernández Mateo, del PP, tendrá finalmente que aclarar a la justicia cómo financió la operación de compraventa de una finca que le reportó una millonaria plusvalía de 5,4 millones de euros. El alcalde compró la finca, suelo rústico en la vecina localidad de Almoradí, por 180.000 euros y, dos años después, la vendió por 5,6 millones.

La titular del Juzgado número 4 de Torrevieja ha retomado el sumario abierto al regidor por un supuesto delito de tráfico de influencias e información privilegiada por la ventajosa operación inmobiliaria. La magistrada ha dado un plazo de cinco días al regidor para que documente el origen del dinero con el que pagó la finca y abonó el impuesto sobre incremento patrimonial.

La iniciativa de la juez se produce unos días después de aceptar en el sumario la personación de Los Verdes de Torrevieja. Esta formación política denunció los hechos ante la Fiscalía General del Estado, aunque su personación en el sumario se ha producido hace unas semanas.

La investigación judicial por estos hechos comenzó en 2005, con el interrogatorio al alcalde como imputado. En 2007, Hernández Mateo revalidó la alcaldía y, en paralelo, fue elegido diputado autonómico, extremo que le otorgó la condición de aforado. Ello motivó que la juez trasladara la causa al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.En noviembre de 2009, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana emitió un auto mediante el cual devolvía el sumario de la compraventa de la finca del alcalde Torrevieja al juzgado instructor. A juicio del alto tribunal, el regidor denunciado realizó una "ventajosísima" operación, pero concluyó que de las actuaciones practicadas "no se desprende ningún dato objetivo" para sostener que la beneficiosa operación tuviera su origen en una información privilegiada, ni había datos sobre tráfico de influencias.

Las nuevas diligencias que ha decidido practicar ahora la juez instructora tienen por objeto probar la existencia o no de los delitos que se le imputan a Hernández Mateo.

La operación inmobiliaria de Hernández Mateo tiene otra particularidad. El alcalde compró el suelo en 1997 a unos particulares que, según Los Verdes, desarrollaban actuaciones urbanísticas en el término de Torrevieja. Dos años más tarde, Hernández Mateo revendió la finca a una de las mercantiles del grupo de empresas de Edén del Mar, "precisamente uno de los grupos empresariales que más actividad urbanística desarrolla en el término municipal de Torrevieja e íntimamente relacionado con los particulares que inicialmente le vendieron la finca", señala una nota de Los Verdes.

Los Verdes han expresado su satisfacción por las pruebas propuestas por la juez, para que "por fin pueda llegar a esclarecerse uno de los secretos mejor guardados por el munícipe salinero que, gracias a este negocio de compraventa de fincas, se ha hecho mundialmente famoso y archimillonario". Hernández Mateo no optará a la reelección en el cargo de alcalde, que ocupa desde 1897.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 2011