Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Moda

Piel española para el invierno del gueto

La histórica banda de rap Wu-Tang Clan se alía con una firma madrileña para una edición limitada de chaquetas

Hacer prendas de cuero cuando se es hijo de la peletera y musa de la izquierda Elena Benarroch no parece demasiado llamativo. Que una de las mejores bandas de rap de los noventa, Wu-Tang Clan, te elija para crear una colección de chaquetas transforma la historia en algo sorprendente, como poco. Que se lo digan a Jaime Barnatán (Madrid, 1978), director de cine, arquitecto de formación y responsable de minimaldose500mg, el "laboratorio de diseño" que ha desarrollado una colección de chaquetas para el grupo neoyorquino. Una empresa que gestiona desde hace un año junto con su primo, el creador gráfico y grafitero Lucas Benarroch (MrKa). Porque en este cuento todo queda en familia.

De hecho, el proyecto -que se presenta hoy en Madrid, en la tienda Elena Benarroch- arranca con unas chupas que ideó hace años su hermana Yaël Barnatán, actriz y diseñadora de Yaellagazelle. El director llevaba una cuando conoció a Oliver Power Grant, fundador de Wu-Tang Clan. "Le gustó, nos juntamos, vimos que teníamos muchas ideas en común y todo se puso en marcha hace unos cuatro meses", resume Barnatán.

La firma minimaldose500mg ha producido una edición limitada de 36 cajas que contienen una cazadora de cuero, un spray de pintura de la firma Montana (una de las más famosas) para Wu-Tang Clan, una plantilla para grafitis, un grabado y un certificado de autenticidad, que es una obra en bronce del padre de Jaime y Yäel, el escultor Adolfo Barnatán. Su madre, Elena Benarroch, no podía ser la única en quedarse fuera. "Cogió la chaqueta original, la cortó y la volvió a coser. Le hizo una reedición muy preciosista, como si fuese un visón. Ahora es mucho más bonita, pero mucho más compleja de producir y mucho más cara", se ríe Barnatán.

Una docena de cajas se pondrá a la venta hoy en la tienda de Elena Benarroch, otras 12 se comercializarán a partir de enero en dos tiendas de Nueva York (Flight Club y ARC) y las restantes lo harán en "una ciudad secreta, por el momento", que podría ser Los Ángeles, Tokio o París. "No es un negocio a nivel económico. Pero es el primer trabajo de nuestra compañía y una campaña de promoción muy buena, que sí puede sernos rentable a medio plazo". Porque la banda neoyorquina Wu-Tang Clan cuenta con un ávido mercado de seguidores y fanáticos. Tanto, que han saturado la web de Barnatán www.minimaldose500mg.com con sus pedidos. La desmesurada demanda que ha generado la edición limitada de botes Montana -que se venden por separado a 30 euros- les ha puesto en el feliz brete de tener que decir no a muchas tiendas reconocidas.

No solo ha creado las cazadoras sino también toda la campaña de promoción del proyecto, centralizada en Youtube (youtube.com/wu500mg) y basada en varios vídeos dirigidos por Barnatán y Pacool. Por eso, Barnatán insiste en que la suya es una empresa de productos, pero también de servicios de todo tipo, "pero siempre en dosis mínimas". Y que su colaboración con Wu-Tang Clan es solo el principio. "Ahora estamos trabajando en algo para hacer el iPad más agradable, utilizable y posicionable. Solo nos falta encontrar cómo fabricarlo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de noviembre de 2010