Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
PORTUGAL, GRECIA E IRLANDA | El examen de la banca europea | Resultados por países

Éxito de los cuatro grandes bancos lusos y suspenso de uno griego

Los países acorralados hace meses por los especuladores superan el trago

La banca de aquellos países cuyas inestables finanzas públicas llevaron durante este año a cuestionar, para deleite de los especuladores, incluso los cimientos económicos de la UE, puede respirar relativamente tranquila. Descontando a España, de los Estados miembros que la prensa anglosajona bautizó despectivamente con el acrónimo de PIGS (que significa cerdos), únicamente un modesto banco griego recibió ayer calabazas. Portugal e Irlanda celebraron la solvencia de sus entidades -cuatro y dos, respectivamente-. Otros cinco bancos griegos aprobaron el examen.

Grecia, paradójicamente, compartió un suspenso con el país en su día más receloso a activar el plan para su rescate: Alemania. La entidad financiera griega Ate Bank, controlada por el Estado, suspendió su stress test. Y si las cosas empeoran necesitaría una inyección de 242 millones de euros. Otros cinco bancos helenos sí pasaron el examen.

De los cinco bancos helenos, solo falló una modesta entidad agrícola

Nada más conocer el resultado, Atebank anunció una ampliación de capital de casi 250 millones de euros. Esta entidad, uno de los bancos más pequeños y especializado en el sector agrícola, obtuvo un Tier 1 del 4,4%, inferior al 6% exigido.

Con satisfacción y sin euforia, el presidente del Banco de Portugal (BdP), Carlos Costa, dijo ayer que los resultados de las pruebas de resistencia "confirman la solidez del sistema bancario portugués y corrobora las conclusiones de los ejercicios efectuados regularmente por el BdP". "Teniendo en cuenta todos los factores de riesgo, se confirma que los cuatro bancos resisten a nivel nacional y global", subrayó el gobernador.

De los cuatro mayores bancos portugueses, que representan dos tercios de los activos consolidados del sistema bancario -Caixa Geral de Depósitos, Banco Espirito Santo (BES), BCP y BPI-, este último es el que ha mostrado mayor solidez en todas las pruebas, siempre por encima del 10% en el ratio Tier 1, que mide la capacidad de resistencia a los choques económicos, y cuyo límite mínimo es el 6%. El Espirito Santo Financial Group, que controla el BES, presenta el peor resultado de los cuatro grandes, con un Tier 1 del 9,2% en un escenario neutral, y del 7,4%-6,9% para los escenarios adversos.

El Banco de Portugal verificó los índices de solvencia Tier 1 en dos escenarios distintos. El primero asume variables macroeconómicas adversas y el segundo, una devaluación de la deuda soberana a la que están expuestos los bancos. El gobernador Carlos Costa subrayó que, a pesar del escenario internacional adverso, ninguno de los cuatro grandes grupos bancarios portugueses necesita inyección de líquido.

En Irlanda, los dos grandes bancos -Allied Irish Banks (AIB) y Bank of Ireland (BoI)- también aprobaron las pruebas del Comité de Supervisores Bancarios Europeos. El primero presenta una solvencia del 6,5%, medio punto por encima del mínimo exigido, mientras que el BoI obtiene mejor nota, con Tier 1 del 7,1%. Las dos entidades ya habían superado con éxito a principios de año las pruebas del regulador financiero irlandés, aunque las autoridades recomendaron al AIB una recapitalización de 7.400 millones de euros durante el presente año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de julio de 2010