Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El veto al 'burka' salta de Cataluña a Andalucía

La prohibición del burka y el niqab (prendas que tapan el rostro o dejan a la vista solo los ojos y que visten algunas mujeres musulmanas) se extendió ayer de Cataluña a Andalucía, a Coín (Málaga). Otros tres municipios catalanes se sumaron al veto.

Coín (21.886 habitantes) prohibió ambas prendas en los edificios públicos, incluidas las dependencias municipales, los centros de salud y los equipamientos deportivos. La medida se aprobó en un pleno ordinario con el sí de 19 de los 21 concejales de la corporación, gobernada con mayoría absoluta por el PSOE y el Partido Andalucista. Solo votó no el edil de IU.

La portavoz del PSOE y edil de Igualdad, Inmaculada Agüera, incidió en que el velo integral "atenta contra la dignidad de la mujer y la convierte en invisible" y defendió su prohibición para erradicar el "trato desigual" de la mujer.

En el municipio viven unos 3.000 musulmanes, sobre todo inmigrantes magrebíes, incluidas al menos tres mujeres que usan velos que ocultan la cara y viven recluidas en sus casas, aseguraron desde el equipo de gobierno.

"La asociación de mujeres marroquíes detectó este problema y nos pidió que actuáramos", explicó el alcalde, Gabriel Clavijo, del PSOE. La concejal de Igualdad contó que en 2007 organizaron unos cursos de español en los que se inscribieron muchas mujeres magrebíes pero que hubo una desbandada general cuando descubrieron que el profesor era un hombre.

Caso omiso a Montilla

El listado de prohibiciones catalán siguió creciendo al sumarse Mollet del Vallès, Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) y Cunit (Tarragona). Las tres, gobernadas por el PSC, aprobaron sendas mociones con apoyo del PP. Los concejales socialistas siguen alentando la prohibición incluso después de que el líder de la formación y presidente del Gobierno catalán, José Montilla, las criticara por su carácter "electoralista". Cataluña celebrará elecciones autonómicas en otoño.

La oposición de Cunit señaló a la alcaldesa y senadora, Judit Alberich, como la encarnación de las contradicciones socialistas. La semana pasada, Alberich votó en contra de una moción del PP en el Senado para pedir la prohibición del velo integral. Aquella propuesta fue aprobada.

Con información de Ferran Balsells e Ivanna Vallespín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de junio de 2010