Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL GOBIERNO ACOMETE EL AJUSTE MÁS DURO DE LA HISTORIA RECIENTE

Zapatero sacrifica su política social

El sueldo de los funcionarios baja un 5% y no subirá en 2011 - Las pensiones quedan congeladas el año próximo - Las ayudas para la Dependencia sufrirán recortes temporales - Los sindicatos anuncian protestas, mientras la UE y el FMI aplauden

José Luis Rodríguez Zapatero cambió ayer de piel para sacrificar parte de sus principios fundamentales en defensa del mantenimiento de prestaciones sociales en tiempos de crisis. El drástico recorte del déficit que le exigió la UE llevó ayer al presidente del Gobierno a anunciar en el Congreso una reducción de salarios públicos -5% de media- sin precedentes en la historia de España; la eliminación del cheque-bebé; el recorte en 6.000 millones de euros en inversiones del Estado y en 600 millones de euros en ayuda al desarrollo; la congelación de la mayoría de pensiones, excepto las mínimas, en 2011 y la disminución del gasto en la aplicación de la Ley de Dependencia.

Zapatero desgranó en el Congreso unas medidas que nunca hubiera deseado aprobar. No halló un solo aliado parlamentario claro, pero espera contar con CiU en esta travesía del desierto.

MÁS INFORMACIÓN

Mariano Rajoy (PP) respondió a los anuncios con un discurso muy duro en el que dejó claro que no apoyará las medidas más impopulares, especialmente la congelación de pensiones. Los sindicatos preparan acciones de protesta. La UE y el FMI, en cambio, aplaudieron el programa de recortes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 2010