ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 27 de marzo de 2010
Entrevista:JENSON BUTTON | Piloto de McLaren, ganador del Mundial en 2009 con Brawn | Gran Premio de Australia de F-1

"Soy el campeón, no debo demostrar nada"

Jenson Button (30 años, Frome) aparece con una sonrisa en la cara. El piloto británico, actual campeón del mundo, decidió al final de la temporada pasada cambiar el equipo Brawn por el McLaren y correr junto a su compatriota Lewis Hamilton. "Un nuevo reto", dice. Pero es mucho más que eso. De ser el líder indiscutible ha pasado a compartir focos con Hamilton. En el inicio del Mundial, en Bahrein, Lewis fue tercero y él séptimo. Este fin de semana, en el Gran Premio de Australia (mañana, a las 8.00; La Sexta y televisiones autonómicas), vivirán otro duelo.

Pregunta. McLaren copó los mejores tiempos en los entrenamientos libres de Melbourne y usted estuvo detrás de Hamilton. ¿Fue una situación real o sólo un espejismo ante la carrera?

"McLaren es un reto. Estoy encajando mejor de lo que cabría esperar"

"Está bien tener a un compañero competitivo. Es bueno para los dos"

más información

Respuesta. Ferrari y Red Bull son más rápidos que nosotros, aunque nos estamos acercando. Pero es frustrante ver que cada vez que cambias los neumáticos hay algún coche que se cruza en tu camino y te impide hacer el mejor tiempo. Este circuito tiene un poco de trampa en ese sentido porque la suerte juega un papel importante.

P. Los problemas de tráfico se preveían desde que se supo que habría 24 coches en la parrilla.

R. Sí. Cada cual quiere hacerse un hueco y resulta imposible. Así que todos pretendemos encontrar la pista libre en nuestra vuelta rápida, pero nos topamos con coches que son ocho o nueve segundos más lentos, a los que puedes sacar 40 segundos por vuelta si ellos van llenos de combustible y tú vacío. Pero también ellos quieren encontrar su hueco. Hoy [ayer] me ocurrió con Pedro Martínez de la Rosa y casi me topé con él.

P. ¿Qué cambia entre Brawn y McLaren?

R. Estuve en Brawn siete años

[cuenta también los que estuvo cuando el equipo se llamaba Honda], más que el propio Ross [su artífice], mucho más. Me sentía muy a gusto. McLaren es un reto. Estoy encajando bien, mejor de lo que cabría esperar. Elegí McLaren porque siempre lucha por el título mundial. Está claro que hay cosas en las que hay que seguir trabajando para hacerlas tuyas. Voy a asegurarme de que tengo todo lo necesario a mi disposición. Hasta ahora lo que he pedido me lo han dado muy rápido. Y eso es genial.

P. ¿Por qué dejó Brawn?

R. ¿Qué más podía hacer allí? Quería correr y ganar con otro equipo, quería enfrentarme al reto de competir ante ex compañeros... ¿Y qué mejor que una escudería que te ofrezca un coche para luchar por el título cada año? Brawn hizo un trabajo muy bueno el curso pasado, pero McLaren y Ferrari son prácticamente los dos equipos que se disputan el título cada temporada. Necesitaba un cambio.

P. Flavio Briatore dijo que usted era un campeón casual.

R. No tengo nada que demostrar. Creo que Briatore estaba muy enfadado y quedó como un tonto porque yo soy el campeón mundial. Y ahora quiero salir a la pista y volver a ganar, sentir la emoción, la adrenalina, el subidón de luchar por el título.

P. Brawn es ahora Mercedes y ha vuelto Schumacher...

R. A Michael le ha pasado lo mismo que a mí. Nos hemos metido en un equipo distinto. Uno tarda un tiempo en adaptarse. A veces el coche funciona de forma un poco distinta a lo que estás acostumbrado o los frenos no responden como quieres... Y eso requiere tiempo. Michael no ha perdido su habilidad. Esta temporada va a demostrar por qué logró ser siete veces campeón del mundo.

P. ¿Cree que su compañero, Rosberg, puede crearle problemas?

R. Nico es muy rápido. Está bien tener a un compañero que sea competitivo. Es bueno para los dos. Igual que lo es para Lewis y para mí en McLaren. Eso será un incentivo más para Schumacher.

P. Hay quien asegura que McLaren diseñó el coche para Hamilton. ¿Se adapta?

R. El tacto del coche es un poco distinto del tacto al que yo estoy acostumbrado, pero me siento muy cómodo en él.

P. ¿Es Hamilton su gran rival?

R. Si gano a Lewis y quedamos el 13º y el 15º, no me importará. No estoy aquí para luchar contra Lewis. Tenemos que luchar por estar entre los primeros y, si ganas a tu compañero, siempre está bien. Pero tenemos que trabajar juntos para asegurarnos de que el coche es rápido y, con suerte, luchar por el título.

P. ¿Le preocupa que algunas carreras se disputen en horas tardías, con el sol bajo y poca visibilidad como la de Australia o la de Malaisia?

R. Eso fue un problema para muchos pilotos el año pasado. Y muchos llevan ahora visores. Pero el problema persiste porque, cuando el sol le da al visor, el reflejo te ciega. Todas nuestras quejas no sirven para que se cambien las horas de esas carreras. Aquí la caída del sol nos perjudica a todos. Y en Malaisia perderemos la visibilidad y hay amenaza de que llegue una tormenta, pero a algunos les da igual.

La policía da el alto a Hamilton por conducción temeraria

La policía de Melbourne inmovilizó ayer el coche de Lewis Hamilton por conducción temeraria cuando el británico se dedicaba a quemar neumáticos en Lakeside Drive, al noroeste de la ciudad, cerca de Santa Kilda. Hamilton regresaba a su hotel cuando unos aficionados le aplaudieron y quiso recompensarles con unas extravagancias al volante.

Hamilton, de 25 años, conducía un Mercedes y, al llegar a una zona muy frecuentada por seguidores del automovilismo en estos días de carreras creó su propio espectáculo y realizó trompos, derrapes y frenadas. La concurrencia quedó encantada. Pero Hamilton fue parado por unos agentes, será citado ante la justicia y, probablemente, multado por conducción temeraria en el centro de la ciudad.

"Conduje de manera exuberante y, como consecuencia de ello, me paró la policía", confesó Hamilton en un comunicado emitido por el equipo McLaren; "lo que hice es una idiotez y pido perdón por ello". Nadie podrá librarle de una multa ejemplar, pero parece difícil que llegue a ser detenido.

Sin embargo, no es la primera vez que tiene incidentes de este tipo. En diciembre de 2007, en Francia, le retiraron el carnet de conducir cuando se detectó su Mercedes a 196 kilómetros por hora en la autopista entre Calais y Reims, en la que sólo podía circularse a 130. Entonces fue sancionado con 578 euros y tardó un mes en recuperar su permiso.

Jenson Button, ayer en Melbourne. / EFE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana