Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:BARTOMEU LLINÀS | Consejero de Educación de Baleares | EL DEBATE DEL PACTO EDUCATIVO / 9

"El fracaso escolar se ha magnificado, nace del empleo fácil"

Palma de Mallorca
El consejero de Baleares, la comunidad con más abandono educativo, confía en que se llegue a un acuerdo nacional sobre enseñanza. Si no es así, él lo intentará para su región

El pedagogo Bartomeu Llinàs (Esporles, 1952), consejero de Educación de Baleares, del PSOE, batalla contra la tasa más alta de abandono escolar en España, el 40%. Pero es optimista. Cree que es posible lograr el pacto educativo y sentar las bases para atajar el problema. "Jamás se vio tanto nivel social de coincidencia en su necesidad". Afirma que si no se logra a nivel nacional, él lo intentará en su región. Lleva 39 años dedicado a la educación; entró de auxiliar, estudió Magisterio e Historia y ha sido director de colegio, inspector, delegado territorial y director general balear de Formación.

Pregunta. ¿El fracaso escolar es un mal endémico?

Respuesta. No. Paradójicamente surge de un triunfo económico. Nació de la fácil inmersión laboral en el turismo desde los 14 años. El fracaso se ha magnificado. Hablaría de falta de éxito.

"Me preocupa que las lenguas se conviertan en materia de batalla"

"Si Gabilondo no logra el pacto, difícilmente lo hará otro"

P. No es igual en todas partes.

R. Las comunidades con mejores resultados no tuvieron nuestro flujo de alumnado recién llegado, ni la avalancha migratoria de décadas que creó problemas sociales y demandó grandes inversiones estructurales.

P. La crisis cierra puertas al mercado laboral.

R. En 2009-2010 creció la formación profesional y la de los adultos, por el paro y la exigencia de capacitación. Hoy tenemos más salidas que entradas de alumnos con las clases iniciadas, son inmigrantes que retornan con sus padres a su país.

P. ¿Habrá una brecha social por este fracaso?

R. No. Los baleares se han de formar mejor porque la nueva oleada de inmigrantes de la UE estará mejor formada. Europa nos lleva más de 40 años de ventaja en combatir el fracaso. Tras la dictadura, España ha conseguido grandes objetivos: alumnos escolarizados hasta los 16 años; no hay analfabetismo, ni déficit de profesorado, ni sobresaturación en las aulas.

P. ¿En alguna cuestión se aventaja a la media de la UE?

R. En educación infantil. Hasta los tres años somos unos aventajados con red propia de centros. Fuimos pioneros en extender la educación de 3 a 6 años.

P. ¿El pacto cuajará?

R. El momento es clave. Si no lo hace este ministro, Ángel Gabilondo, que cree lo que dice y siente lo que cree, difícilmente lo hará otro. La encomienda del presidente es un gesto de clarividencia. Gabilondo juega limpio. El pacto y el debate no pueden dilatarse.

P. La cuestión lingüística ¿es un punto caliente?

R. El PP marca una línea polémica. Me preocupa que el peso de las lenguas de las autonomías se convierta en materia de enfrentamiento y batalla política. En Baleares no lo es ni debe serlo.

P. ¿El alumno tiene su competencia en castellano asegurada?

R. Los decretos y la experiencia aseguran que al final de los ciclos conocen igual las dos lenguas. El marco fue consensuado.

P. Escuela pública o privada concertada, ¿es un dilema superado?

R. No está superado y se debería reconsiderar en el espíritu constitucional. Ahora es confuso. Ambas escuelas están pagadas por el Estado y han de tener los mismos compromisos y condiciones económicas. No puede ser el desequilibro de inmigrantes o alumnos difíciles que están en la escuela pública.

P. ¿Qué aporta Baleares al Pacto Educativo?

R. Una visión triangular que escape del debate dual. Aportamos serenidad, una visión tranquila de una comunidad bilingüe, pequeña, con un millón de habitantes, sin problemas ni conflictos profundos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de febrero de 2010